10 consejos para vivir feliz con diabetes


10 consejos para vivir feliz con diabetes
 

La clave de ser feliz está en amarse a uno mismo y aceptarse tal cual somos, con los defectos, virtudes e incluso aprender aceptar las enfermedades. En el caso de la diabetes, es una enfermedad que puede controlarse muy bien, y por lo tanto, llevar una vida tranquila y feliz.

El especialista en medicina interna, José Alejandro Matute Giménez explica que la diabetes es una enfermedad metabólica caracterizada por una hiperglucemia crónica (altos niveles de azúcar en la sangre) debido a una falla en la secreción de insulina por el páncreas o por resistencia peririferica a la insulina o ambos, lo cual produce alteraciones en el metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas y, en un plazo variable, lesiones en órganos importantes especialmente en ojos, riñón, nervios, corazón y vasos sanguíneos.

Según su causa, el especialista indica que la diabetes mellitus se clasifica principalmente en:

-Diabetes tipo 1: El individuo nace con una susceptibilidad determinada genéticamente para desarrollar autoinmunidad contra las células beta del páncreas que son las que producen la insulina.

-Diabetes tipo 2: es una enfermedad que evoluciona paulatinamente y está relacionada con un estilo de vida inadecuado con sedentarismo y sobrealimentación a predominio de carbohidratos simples y grasas saturadas que conllevan al desarrollo de sobrepeso y obesidad, este aumento de la grasa visceral produce resistencia a la insulina y con el tiempo en la célula beta se produce un déficit secretorio de insulina que a su vez conlleva a la intolerancia a carbohidratos .

Diabetes gestacional: se define como una alteración del metabolismo de los hidratos de carbono, que se inicia o se reconoce por primera vez durante el embarazo y no excluye la posibilidad que la alteración metabólica haya estado presente antes de la gestación.

Posibles consecuencias

Según Matute, si el control del paciente diabético no se logra de manera integral, oportuna y efectiva, aumentará el riesgo de presentar complicaciones crónicas, entre las cuales destacan:

Complicaciones renales: también llamada nefropatía diabética que puede ser asintomática en etapas iniciales hasta requerir hemodiálisis en etapas avanzadas.

Complicaciones oftalmológicas: Retinopatía diabética, glaucoma, cataratas.

Complicaciones cardiovasculares: enfermedad coronaria, miocardiopatías, enfermedad cerebrovascular, enfermedad arterial periférica, ateroesclerosis.

Complicaciones neurológicas: Neuropatía periférica (dolor y hormigueos en manos, brazos, piernas y pies), neuropatía autonómica gastrointestinal (estreñimiento o episodios de diarreas, reflujo y sensación de de tránsito intestinal lento), neuropatía cardiovascular (palpitaciones en reposo) y genitourinaria (vejiga neurogénica).

Pie del Diabético: Alteraciones en los pies que incluye compromiso neuropático y vascular, puede presentarse desde úlceras hasta gangrena extensa que requiere amputaciones parciales o totales.

Para evitar éstas y otras complicaciones, y poder vivir con diabetes de la mejor manera posible, se hace necesario cumplir con el tratamiento indicado, además de tener un cambio en el estilo de vida que incluya un plan nutricional, ejercicios y hábitos saludables.

A continuación, algunos tips del especialista para que la diabetes no afecte tu calidad de vida:

  • Establece una comunicación acertada con tu médico tratante. Pregunta y conoce cuáles son sus “metas u objetivos” es decir, cuáles son los valores de glicemia que debe tener en ayunas (glicemia basal) y posterior a las comidas (postprandial).
  • Ejecuta e interpreta el auto monitoreo: mediante dispositivos sencillos llamados glucómetros podrás conocer como están tus valores de glicemia y realizar ajustes a la hora de presentarse hiper o hipoglucemias según la recomendación del médico tratante.
  • Chequea habitualmente tu presión arterial: ser diabético y tener presión arterial alta eleva el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.
  • La diabetes también está relacionada a problemas psicosociales y depresión. Es importante involucrar en la toma de decisiones a tus familiares y amigos. Una orientación psicológica nunca esta demás.
  • Maneja satisfactoriamente el plan de alimentación individualizado, los pacientes con diabetes deben ser referidos a la consulta de nutrición, una recomendación muy importante es no saltarte las meriendas.
  • Examina todos los días tus pies: haz un lavado diario y sécalos con una toalla suave, especialmente entre los dedos y luego puedes utilizar una crema hidratante, pero “no” entre los dedos. También debes cuidar el estado de las uñas y utilizar medias de algodón o lana sin dobladillos o elásticos que opriman.
  • Deja de fumar: Fumar acelera la aparición de las complicaciones crónicas.
  • Realiza actividad física: camina, trota, haz bailoterapia, ejercicios con ligas o natación. Tu médico es quien te recomendará el tipo de actividad, la frecuencia e intensidad de los mismos. Algunos pacientes pueden requerir de una prueba de esfuerzo previa a la indicación del ejercicio.
  • Maneja el estrés: cuando estás bajo estrés, sea físico o emocional, tu cuerpo reacciona de manera impulsiva y la cantidad de energía que fluye en el torrente sanguíneo no puede ser manejada por la insulina que produces. El estrés también puede hacer que descuides tu rutina de cuidados, no hagas tus meriendas a tiempo, o no tomes los medicamentos a la hora indicada. En este caso, aprender técnicas de relajación que se ajusten a tu estilo de vida te ayudarán a reducir el estrés y a tomar el control de la diabetes.
  • Recuerda que el tratamiento multidisciplinario es importante y te ayuda al logro de metas. Si tu médico tratante te refiere a otro especialista (nutricionista, nefrólogo, oftalmólogo, cardiólogo, psicólogo, traumatólogo, odontólogo, entre otros) acude lo antes posible y trata de no postergar las citas.

 

“Cualquier paciente diabético puede llevar una vida normal y sin complicaciones, puede trabajar, llevar una vida en pareja, viajar, compartir con la familia y su comunidad, siempre y cuando cumpla con todas las indicaciones del especialista y logre con aceptación y éxito desarrollar habilidades en el automanejo y adaptación al tratamiento de la enfermedad. Se puede afirmar entonces, sin lugar a dudas, que el paciente diabético que sabe o conoce más sobre su enfermedad es el paciente que vive feliz con diabetes”, finaliza el especialista en medicina interna, José Alejandro Matute Giménez. 

 

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Tips para una vida sin estrés

ShareTips para una vida sin estrés  Siempre que tengamos la ...

»

Doctora: se me cae el pelo, ¿qué hago?

ShareDoctora: se me cae el pelo, ¿qué hago?  La pérdida de ...

»

¡Suturas Líquidas! Adiós a los puntos

Share¡Suturas Líquidas! Adiós a los puntos  No es un secreto que ...

»

Guía básica del amor

ShareGuía básica del amor  El amor va más allá de encantadores ...

»

¿Cómo deshacerte de los temidos granos ciegos?

Share¿Cómo deshacerte de los temidos granos ciegos?  Los conocidos ...

»

¿Qué es el astigmatismo?

Share¿Qué es el astigmatismo?  ¿Qué es exactamente? ¿Qué ...

»

Tacones altos: Elegancia Vs salud

ShareTacones altos: Elegancia Vs salud  Los usan las misses, las ...

»

Mejora tus pisadas con el zapato adecuado

ShareMejora tus pisadas con el zapato adecuado  Salir a caminar, ...

»

Respirar bien mientras dormimos; clave para una buena salud

ShareRespirar bien mientras dormimos; clave para una buena ...