7 errores que cometes al limpiarte la cara


limpiarte la cara
Lavarte la cara suele ser la rutina de belleza más simple. Por eso, no es raro cometer algunos errores en el proceso. Debes tomar en cuenta que ciertas acciones pueden ser contraproducentes y generar problemas en tu rostro.
No olvides que la piel de la cara es una de las zonas más delicadas y debe ser tratada con mucho cuidado. Presta atención a los cuidados que tienes y modifica aquellos hábitos que estén causando problemas.

No te lavas las manos

Este error es muy común: no sueles lavarte las manos antes de proceder a lavarte la cara. De hecho, mucha gente piensa que no tiene sentido lavar las manos antes de limpiar el rostro, si igual se van a usar productos de limpieza. Bueno, aunque no lo creas, lavar las manos es vital. La razón es que las manos están expuestas a bacterias debido a que tocas innumerables superficies.

Algunos productos para la limpieza del rostro no están preparados para eliminar estas impurezas y si los usas en las etapas iniciales podrías estar contaminándolos.

No cambias de productos en años

De seguro tienes algún producto de belleza preferido. Quizás te encanta porque es muy fresco, huele bien y es suave. Sin embargo, el mundo a nuestro alrededor no se mantiene igual y va cambiando conforme el clima.
Por eso debes ajustar tu rutina de cuidados.

No cuidas la exfoliación

Muy rara vez necesitarás exfoliar el rostro todos los días, ya que esto puede hacer que se reseque la piel. Algunos exfoliantes podrían dañarla, porque contienen químicos que son muy agresivos y, por lo general, suele ser suficiente con lavar la cara diario. Lo ideal es que la exfoliación se haga una vez por semana o dos veces al mes, en función del producto utilizado. De esta forma evitarás perder la suavidad de tu piel y le darás el uso apropiado al exfoliante.

Eres muy poco cuidadosa con tu piel

¿Eres de las que secan muy fuerte luego de lavarte la cara? Analiza si tallas demasiado tu piel, jalando con la toalla. Si piensas que cuanto más fuerte seques, mejor se limpia la piel, estás equivocada. De hecho, podrías estar ocasionando un gran daño. Trata de hacer todo siempre con movimientos circulares y suaves: limpiar, exfoliar y secar. Eso reduce el daño y es más efectivo para lograr una limpieza en condiciones.

Al terminar, seca con ligeros golpecitos y usa una toalla suave. No te excedas y trátala con cuidado.

No aplicas correctamente el limpiador

Debes aplicarte correctamente el producto limpiador. Los poros son los que lo absorberán para llevarlo a las capas profundas de tu piel. Por eso debes aplicarlo con movimientos circulares, muy ligeros y suaves. Si lo haces de manera horizontal o vertical puede que te demores un poco más.Revisa y sigue las instrucciones del limpiador: verás que, aunque puede tratarse de un proceso lento, trae muchos beneficios.

No usas agua con la temperatura adecuada

Existe la creencia de que el agua caliente abre los poros y el agua fría los cierra. Aunque es una idea muy extendida, en realidad es un mito. Los poros no tienen músculos que los abran y los cierren. Lo que sí debes tener presente es que si eliges lavarte la cara con agua muy caliente, dañarás los aceites naturales que protegen tu piel. Esto puede generar resequedad y una producción descontrolada de sebo.

Lo más recomendable es utilizar agua tibia, ya que no te provocará ningún daño y eliminará correctamente las impurezas. Además, es mucho más agradable la sensación de agua tibia.

No enjuagas bien

Con la limpieza no termina tu rutina de belleza. Es donde inicia ya que, con el rostro limpio, puedes aplicar los tónicos, humectantes, sueros y protector para mantener el rostro sano. Luego de haber utilizado todos estos productos en tu rutina debes tener presente que si no te enjuagas bien, se comienzan a acumular sobre tu piel. Esto trae como consecuencia poros obstruidos y provoca piel seca y aparición de barritos.

Fuente: mejorconsalud.com

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...