Alimentación para un cerebro sano - CienciaMedicaCienciaMedicaAldia

Alimentación para un cerebro sano


cerebro sano
El cerebro es el órgano del cuerpo responsable de la memoria y el aprendizaje; procesa la información sensorial, coordina el movimiento, el comportamiento, latidos del corazón, temperatura corporal y, entre muchas otras cosas, también consume 20% de la energía total que una persona obtiene a través de los alimentos, por esta razón le debemos una buena nutrición.

La nutricionista, Milva Colmenárez, señala que el alimento es capaz de influir en las funciones cognitivas y en el estado de ánimo; además existen vitaminas y minerales que intervienen directamente en la concentración, la memoria, el rendimiento intelectual y el estado de ánimo. Si el cuerpo carece de ellos, será mucho más difícil que el cerebro rinda al máximo.

Cerebro activo desde el vientre

El cerebro es un órgano que empieza a desarrollarse rápidamente a las pocas semanas de la concepción -explica Colmenárez- y este proceso continúa hasta después del nacimiento. Por ello, una buena alimentación es fundamental desde el período prenatal y los primeros cinco años de la vida de las personas.

En este sentido, es importante que durante el embarazo se tenga una dieta equilibrada enriquecida con DHA (ácido docosahexaenoico, ácido graso poliinsaturado de la serie omega-3) una sustancia que el bebé necesita consumir para fomentar la formación adecuada de las células del cerebro, acota.

Mejora tu agilidad mental

Según Colmenárez, desde el punto de vista nutricional, para mantener un cerebro sano es fundamental la prevención primaria, que implica:

  • Aumentar el consumo de antioxidantes como las vitaminas A, C y E: frutas cítricas, vegetales verdes y amarillos, yema de huevo, cereales integrales, soya, nueces, aceites vegetales, éstos protegen las membranas del cerebro del deterioro por  los radicales libres.
  • Aumentar el consumo de fibra dietética y carbohidratos complejos: hortalizas y frutas, granos, arroz integral, cereales (avena), contribuyen a mantener niveles adecuados de glucosa en la sangre, principal combustible para los centros de energía de las neuronas. 
  • Consumir lácteos descremados todos los días,  para un adecuado aporte de calcio  que interviene en la transmisión de impulsos nerviosos de las neuronas.
  • Consumir carnes magras, aves y granos  para el  aporte de aminoácidos  y  vitaminas del complejo B necesarias para el desarrollo de las neuronas e irrigación sanguínea del cerebro.
  • Reducir la ingesta de grasas saturadas: manteca, margarina, leche completa, cremas, helados cremosos, embutidos, pastelería. Las grasas entorpecen la circulación sanguínea  cerebral al obstruir las arterias con colesterol.
  • Incrementar el consumo de grasas buenas: aceite (de oliva, maíz, canola), aceitunas, aguacate, pescado ricos en omega 3 (salmón, anchoa, atún, sardina). Aportan antioxidantes que forman parte de la estructura cerebral.
  • Tomar abundante agua. El agua permite que la sangre que va hasta el cerebro llegue con más oxígeno, favoreciendo el rendimiento cognitivo y memoria a corto plazo.
  • Mantener una actividad física y social/cognitiva. La actividad física y recreación repercute en un estado de ánimo saludable, más feliz e incluso con mayor rendimiento cotidiano.
También existen hábitos modernos que son perjudiciales para el cerebro, como por ejemplo, saltarse el desayuno. En el ayuno los depósitos de la glucosa en el hígado y los músculos están agotados. “Si a primera hora no se come carbohidrato, el rendimiento intelectual estará alterado” finaliza la especialista en nutrición Milva Colmenárez.

Asesorado por: Lcda Milva Colmenárez

medicaaldia

Nutrición y dietética adultos, niños y embarazadas -Obesidad, diabetes, alergias e intolerancias alimentarias -Desnutrición
-Asesoría nutricional para grupos y empresas -Sábado previa cita

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Depresión masculina: un trastorno que suele ser dejado de lado

ShareDepresión ¿Te sientes irritable, aislado o retraído? ¿Te ...

»

¿Es cierto que la ropa negra da más calor en verano?

ShareCalor Consideraciones estéticas a un lado, el color de la ropa ...

»

¿Coser puede darte una visión “sobrehumana”?

ShareCoser Los modistos, costureras y sastres que cosen a mano tienen ...

»

El yoga es tan efectivo como la fisioterapia para el dolor de espalda baja

ShareYoga El dolor crónico de espalda baja responde tan bien al ...

»

Por qué es importante ducharse antes de entrar en la piscina (y no es sólo por higiene)

SharePiscina No es sólo una cortesía higiénica hacia los otros ...

»

El aceite de oliva ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer, según estudio

ShareAlzheimer Una dieta que incluya aceite de oliva extra virgen ...

»

¿Problemas hormonales? Atentos a la tiroides

ShareTiroides La tiroides es una glándula ubicada en la región ...

»

Estimulación temprana en bebés prematuros

ShareBebés El desarrollo físico y mental de los recién nacidos (a ...

»

Desarrollan melanina artificial que puede ayudar a combatir el vitíligo o el albinismo

ShareMelanina Químicos, científicos de materiales y nanoingenieros ...