Asocian la carne asada y ahumada con el riesgo de morir por cáncer mamario


carne asada y ahumada
Las mujeres que comen gran cantidad de carne grillada, asada o ahumada y desarrollan cáncer de mama sería más propensas a morir por la enfermedad que las que consumen menos de esos alimentos, según sugiere un estudio de Estados Unidos. Un consumo más alto de carne asada, ahumada o grillada antes del diagnóstico estuvo asociado con un 23 por ciento más riesgo de morir por todas las causas. De esas tres opciones de cocción, el ahumado sería la peor.

Comer rutinariamente carne vacuna, de cordero y de cerdo ahumada elevó un 17 por ciento el riesgo de morir por todas las causas y un 23 por ciento el de morir por cáncer mamario. “Hay muchos carcinógenos en las carnes grilladas y ahumadas”, dijo el autor principal, Humberto Parada, de la University of North Carolina en Chapel Hill. “Uno de los más comunes son los hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH, por su nombre en inglés), que se forman durante la combustión del material orgánico”.

Las mujeres están expuestas a esos carcinógenos en el humo del cigarrillo o la contaminación del aire, que están asociados con un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de pecho, según explicó Parada. Algunos estudios habían sugerido que la exposición a esas sustancias químicas en la carne grillada o ahumada elevaría el riesgo de cáncer mamario, pero el estudio aporta la primera evidencia de que también reduce la supervivencia a la enfermedad.

“Las carnes grilladas o ahumadas producen más PAH que otros métodos de cocción, como la fritura”, dijo Parada. “Varios factores influyen en la formación de los PAH, incluido ‘el grado de cocción’ y el tipo de carne; a mayor contenido graso, más formación de PAH”.

Los autores entrevistaron a 1.508 mujeres con cáncer de pecho sobre sus hábitos alimentarios en 1996 ó 1997 y, de nuevo, a los cinco años. Luego de seguir a la mitad de las mujeres durante por lo menos 17,6 años, hubo 597 muertes, incluidas 237 muertes por cáncer mamario. A diferencia de las que comían habitualmente pequeñas cantidades de carne grillada, asada o ahumada, las mujeres que ingerían gran cantidad de esos alimentos antes y después del diagnóstico eran un 31 por ciento más propensas a morir durante el estudio, publica el equipo en Journal of the National Cancer Institute.

Las mujeres que comían pollo y pescado en la dieta antes y después del diagnóstico de cáncer mamario eran un 45 por ciento menos propensas a morir durante el estudio que las que no consumían esos alimentos.
Los niveles de grasa saturada más bajos en el pollo y el pescado que en las carnes rojas explicarían aquel resultado, según opinó Pagona Lagiou, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas, en Grecia, que no participó del estudio.

reuters

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

En algunos casos de cáncer de próstata esperar es el mejor tratamiento

Share En algunos casos de cáncer de próstata esperar es el mejor ...

»

Un estudio descubre que el sexo afecta el proceso del envejecimiento

Share Un estudio descubre que el sexo afecta el proceso del ...

»

NO es solo ASMA podría ser la EPID

Share NO es solo ASMA podría ser la EPID Según la OMS ...

»

Vive la menopausia sin complejos

Share Vive la menopausia sin complejos Todas las mujeres a partir ...

»

Hacer ejercicio podría ayudar a prolongar la vida tras un diagnóstico de cáncer

Share Ejercicio tras diagnóstico de cancer Al menos 2,5 horas de ...

»

El apocalipsis de los antibióticos: Médicos alertan sobre la resistencia a los medicamentos

Share El apocalipsis de los antibióticos Distintos expertos, ...

»

Vigila tu embarazo de principio a fin

Share Vigila tu embarazo de principio a fin Cuando sospeches que ...

»

No rompas fuente antes de tiempo. Evita una RPM

Share No rompas fuente antes de tiempo. Evita una RPM El líquido ...

»

¿Es cierto que la menstruación se sincroniza cuando las mujeres viven juntas?

Share ¿Es cierto que la menstruación se sincroniza cuando las ...