Cómo alcanzar un alto rendimiento en competencia


Practicar deporte supone un gran esfuerzo y más aún cuando se desea alcanzar el oro, un atleta tiene rasgos de determinacion física y mental, percibida por el espectador, como algo fácil y sencillo, pero, qué se esconde tras buena proeza, ¿solo técnica o la preparación física?

La traumatóloga especialista en medicina deportiva, Claudia Farfán, explica que esta dialéctica surge de dos conceptos, distintos y únicos, la técnica deportiva, como sistema de movimiento organizado para resolver una tarea concreta y la maestría técnico deportiva, la habilidad del atleta para aprovechar su potencial motor, en entrenamiento y competencia.

“La distinción de esos conceptos, es de gran importancia porque da solución a problemas concretos, facilitando la escogencia de métodos efectivos para la preparación técnica de los atletas en diferentes modalidades”
Para Farfán la clave de todo ello está en buscar el aumento de resultado en competencia garantizando el potencial motor (posibilidad de trabajo) y la habilidad de organizar movimiento en el esfuerzo de competencia posible, por esta razón la maestría técnico deportiva, es un proceso de actualización constante desde lo menos perfecionado a lo más específico.

Camino al triunfo deportivo
Todo plan de entrenamiento debe constar de una preparación física general, especial en las etapas precompetitiva y competitiva, en cada uno de ellos los objetivos de entrenamientos se modifican. Los entrenamientos deben ser indicados por período, individuo y disciplina deportiva -aclara Farfán- los actividades recomendadas para mejorar la resistencia, un primer paso en función a la meta son:

Resistencia con un óptimo consumo de oxígeno
El tiempo de duración de la ejecución continua del ejercicio debe ser superior a los dos minutos, se debe aplicar una intensidad entre el 50 al 75 % del resultado máximo del individuo, con repeticiones que oscilen ente 1 a 10 por cada serie (puede variar de 1 a 4 por cada ejercicio), el descanso a emplear debe ser entre 1 a 3 minutos entre repeticiones y de 5 a 8 minutos. Esta planificación se efectúa generalmente para aquellos eventos cíclicos y de larga duración, por ejemplo: los eventos de medio fondo y fondo del atletismo, la natación, el remo, el ciclismo de ruta, entre otros.

Resistencia a la fuerza
Para prolongar la aparición de la fatiga al realizar un trabajo de fuerza constante, se puede desarrollar con ejercicios con el peso corporal, implementos ligeros y ejercicios de Halerofilia (levantamiento de pesas), con la mayor cantidad de trabajo físico que el individuo sea capaz de realizar, con pesos del 30 al 59% del resultado máximo, realizar de 3 a 8 series por ejercicios, con máximo de cinco repeticiones por cada serie –indica Farfán- este trabajo debe evaluarse al cabo de seis semanas porque la fuerza máxima se modifica, esta resistencia es necesaria en deportes como: el remo, ciclismo de ruta, en el atletismo y la natación en los eventos de medio fondo y de fondo y el polo acuático.

Resistencia rápida
Según Farfán se debe buscar superar una resistencia externa con alta velocidad,de realizar acciones motrices en el menor tiempo posible, haciendo distición en tres tipos, de traslación, por ejemplo: una persona es capaz de recorrer una distancia de 30 Metros en 4,6 segundos a su máxima potencialidad de reacción, en el menor tiempo posible ante un estímulo de resistencia que consiste en realizar acciones motrices durante un tiempo relativamente prolongado con déficit de consumo de oxígeno aplicando alta velocidad dentro de un tiempo entre 10 a 60 segundos, por ejemplo: cuando un atleta recorre una distancia sin determinar durante 40 segundos con una alta velocidad, entre el 75 y el 100% de su resultado máximo. La especialista recomienda, sprints (correr) de 25 y 50 metros con velocidad máxima y descanso de tres minutos entre cada uno, por tres series.

Cómo cuidar y no sobreestimar tus capacidades
Antes de iniciar cualquier actividad física es indispensable el estiramiento y calentamiento, -manifiesta Farfán-,esto elevará la frecuencia cardiaca a óptimos niveles, además de prever que los tendones y ligamentos estén menos propensos a sufrir desgarros y garantizar un aporte adecuado de oxígeno a los músculos órganos. En cuanto a la hidratación, es fundamental beber 250 ml antes de la práctica deportiva y 250 ml cada 30 minutos de actividad, para evitar que el deportista tenga sed, signo inequívoco de deshidratación inicial. Si ha pasado mucho tiempo sin hacer ejercicio, no piense que es el de hace unos años.

“Hay quien vuelve a la práctica de ejercicio y quiere conseguir en dos meses lo que ha dejado de hacer en varios años”

acota la especialista. Se recomienda ir poco a poco, conocer, nuevamente, sus capacidades y limitaciones, y adaptarlas a la intensidad, progresando de menos a más. La prisa sólo va a generar frustración así como riesgo de hacer las cosas demasiado rápido y, por consiguiente, mal.

En el ejercicio nada se regala, -apunta Farfán-, lo que se obtiene es por propios medios, por tanto, se debe aprender a no esperar que productos o dietas milagro vayan a conseguir que te pongas en forma sin sudar. El ejercicio es una obligación, destaca la especialista, ya que requiere compromiso y dedicación. Pero pasar de no hacer ejercicio a obligarte solo va a conseguir que lo dejes al mes de comenzar a practicarlo.

“Tendrás que buscar la manera de lograr que el ejercicio sea algo divertido, para que consigas habituarte e integrarlo en tu rutina diaria”

Visita al especialista
Antes de iniciar la actividad física es indispensable visitar el deportólogo, esto ayudará con su entrenamiento, para saber la importancia de la frecuencia cardiaca; evitar desgarros tendinosos-musculares o rupturas ligamentarias. El éxito de la competencia se debe a una preparación física individualizada y especializada, siempre debe anteceder al trabajo en técnica y disponer la base para el perfeccionamiento de la misma; el deportista sin metodología y que no aplique la ciencia al entrenamiento no conseguirá resultados elites, finaliza la traumatóloga especialista en medicina deportiva, Claudia Farfán.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...