Cómo cuidar a tu bebé del VPH - CienciaMedicaAldiaCienciaMedicaAldia

ciencia medica al dia

Cómo cuidar a tu bebé del VPH


.El virus del papiloma humano (VPH) tiene una alta prevalencia en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud, cada año 600 millones de personas se infectan con e VPH, debido a eso, no es extraño que muchas de las afectadas estén embarazadas o deseen concebir un hijo. A continuación el ginecólogo, Francisco Morello, despeja las dudas sobre los posibles riesgos del embarazo de una mujer infectada con VPH, cómo proteger al bebé y las formas de tratar el virus durante la gestación.

VPH vs Embarazo

El especialista asegura que ninguna de sus dos formas, condilomatosis (verruga genital) o displasia cervical (lesiones cervicales), afecta directamente la normal progresión del embarazo ni la buena salud del bebé, no hay relación directa entre la infección por VPH y la normal evolución del embarazo y la salud fetal.

En el caso de la patología cervical por VPH parece que la progresión de la infección hacia estadios premalignos son poco frecuentes, nunca se han visto progresiones rápidas de la infección por las simples formas de lesiones cervicales, explica Morello.

En el caso de la patología condilomatosa de tracto genital y genitales externos, hemos visto que la enfermedad se dispara de manera violenta durante los dos primeros trimestres del embarazo (en algunas pacientes)-indica Morello- pero casi invariablemente las lesiones desaparecen por completo semanas antes del parto, sin embargo, las verrugas pueden llegar a molestar mucho por el roce y el contacto con la ropa, además, algunas se pueden infectar y generar problemas locales con dolor, supuración e infección cutánea tipo celulitis, resalta.

Manejo de las infecciones

Morello afirma que se acostumbra diferir cualquier forma de tratamiento hasta tanto no haya terminado el embarazo y transcurrido algunos meses (aproximadamente tres) después del parto para reiniciar la evaluación cervical, en vista, que no hay premura en tratar el VPH en el embarazo, porque en nueve meses no generará un cáncer.

Evolución en el embarazo

Según el ginecólogo existen métodos para determinar cómo evoluciona el virus:

• Si el VPH solo está presente en el cuello uterino sin generar cambios premalignos, lo único que se requiere es evaluar mediante citología y colposcopia la evolución de la infección cada tres meses durante el embarazo y uno luego de los tres meses después del parto.

• Si hay displasia y es de grado severo, puede pensarse en realizar un procedimiento ablativo como la resección con asa diatérmica, teniendo el cuidado de recordar que durante el embarazo el cuello uterino sangra abundantemente, por eso se recomienda que el procedimiento sea llevado a cabo en quirófano, con la experticia y los equipos idóneos. Sin embargo, es poco frecuente. La mayor parte de las pacientes infectadas con VPH solo requerirán vigilancia conservadora.

• Si existe la presencia de condilomas vulvovaginales se puede recomendar el uso de sustancias causticas que localmente aplicadas controlan el número y tamaño de las lesiones. Se discute mucho si estas lesiones deben tratarse durante el embarazo pero muchas pacientes así lo desean debido a las molestias que sufren por el roce, el sangramiento de algunas de ellas o por infección secundaria, acota Morello.

Particularmente, se tratan las lesiones visibles para bajar la carga viral y limitar los focos de auto inoculación viral- agrega Morello- durante la gestación las lesiones se extienden de manera alarmante en algunas pacientes y se logra poco con la terapia local, no se debe olvidar que en la mayor parte de las pacientes las lesiones tenderán a desaparecer espontáneamente a medida que nos acercamos al final del embarazo.

¿Parto o cesárea?

El ginecólogo asegura, que el VPH no es una contraindicación para el parto vaginal, aunque el feto está expuesto al virus durante su paso por el canal de parto, el riesgo de infección es tan bajo que las autoridades no consideran que la cesárea deba ser practicada por la presencia del VPH, sino por las razones obstétricas apropiadas –indica Morello- se cree que el recién nacido tiene anticuerpos que le protegen del virus y eso explicaría la baja tasa de complicaciones neonatales, cuando se evalua la gran cantidad de pacientes que paren a sus hijos por vía vaginal en presencia del VPH.

La condición más seria que puede aparecer en el recién nacido infectado es la condilomatosis laríngea, este cuadro se presenta con ronquera, tos y dificultad para alimentarse, debido al crecimiento de condilomas en las cuerdas vocales que estrechan la luz de las vías respiratorias –resalta Morello- se sabe que las lesiones pueden aparecer hasta tres años después del nacimiento cuando el parto fue por vía vaginal.

El especialista indica, que si las lesiones condilomatosas son muy extensas para el momento del parto, es preferible practicar una cesárea ante el temor que haya sangrado genital por la ruptura del tejido enfermo y lógicamente para evitar el paso del bebé por una región con alta carga viral.

¿Mi bebé puede contagiarse del VPH?

El especialista asegura que la preocupación frecuente en las mujeres a quienes se les detecta VPH en el embarazo, es si el recién nacido puede contagiarse. Según el Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, LAS probabilidades de contagio del virus durante el transcurso del parto son escasas, es de 1,1 casos por cada 100.000 recién nacidos. Si ello ocurre, el sector atacado por el virus es el de las vías respiratorias del neonato y como consecuencia pueden aparecer verrugas en la laringe, resalta Morello.

VPH después del nacimiento

Después del parto ya sea vía vaginal o cesarea, se espera que los cambios fisiológicos propios del embarazo y post-parto tengan efecto para poder evaluar a la paciente –indica el especialista- entre 6 y 12 semanas después del parto, se toma la citología y se practica una colposcopia, según los resultados, se hace una biopsia dirigida de la zona afectada del cuello uterino, y si se confirma la presencia de infección por VPH sin cambios displásicos premalignos la paciente se debe controlar semestralmente con citología y colposcopia (no se indica procedimiento quirúrgico alguno).
“Cuando la biopsia reporta cambios premalignos se indica la extirpación conservadora del tejido afectado explicando a la paciente que no se está eliminando la infección por VPH sino sus cambios celulares”, concluye el ginecólogo Francisco Morello.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Depresión masculina: un trastorno que suele ser dejado de lado

ShareDepresión ¿Te sientes irritable, aislado o retraído? ¿Te ...

»

¿Es cierto que la ropa negra da más calor en verano?

ShareCalor Consideraciones estéticas a un lado, el color de la ropa ...

»

¿Coser puede darte una visión “sobrehumana”?

ShareCoser Los modistos, costureras y sastres que cosen a mano tienen ...

»

El yoga es tan efectivo como la fisioterapia para el dolor de espalda baja

ShareYoga El dolor crónico de espalda baja responde tan bien al ...

»

Por qué es importante ducharse antes de entrar en la piscina (y no es sólo por higiene)

SharePiscina No es sólo una cortesía higiénica hacia los otros ...

»

El aceite de oliva ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer, según estudio

ShareAlzheimer Una dieta que incluya aceite de oliva extra virgen ...

»

¿Problemas hormonales? Atentos a la tiroides

ShareTiroides La tiroides es una glándula ubicada en la región ...

»

Estimulación temprana en bebés prematuros

ShareBebés El desarrollo físico y mental de los recién nacidos (a ...

»

Desarrollan melanina artificial que puede ayudar a combatir el vitíligo o el albinismo

ShareMelanina Químicos, científicos de materiales y nanoingenieros ...