¿Cómo prevenir las infecciones vaginales?


infecciones vaginales
Hay microorganismos que no son bienvenidos en la flora vaginal, conoce cuáles son, cómo actúan, y cómo puedes prevenir su aparición y las incómodas infecciones que provocan: La vagina está protegida por un conjunto de microorganismos, cuya función es mantener el nivel de acidez adecuado y evitar la colonización de gérmenes patógenos externos.

Sin embargo, esta defensa natural puede verse alterada por diversas causas como: una higiene íntima excesiva o deficiente, las relaciones sexuales, variaciones hormonales, tratamientos con determinados antibióticos, los anticonceptivos, una manipulación inadecuada de la zona que conlleve la migración de bacterias desde el ano hacia la vulva, etcétera. Además, entre los microorganismos que pueblan la vagina de forma natural se encuentra un hongo, la Candida albicans, cuya proliferación en la flora vaginal también origina una infección denominada vulvovaginitis candidiósica.

Generalmente, la vaginitis se identifica fácilmente por síntomas como picor, ardor al orinar, enrojecimiento, flujo espeso y maloliente y, en ocasiones, dolor vaginal (que se presenta especialmente durante el coito) y sangrado leve. Se distinguen diversos tipos de vaginitis (inflamación o infección de la vagina) atendiendo a los factores causales:

  • Reacción alérgica o irritación por uso de productos como desodorantes íntimos, jabones perfumados, preservativos, espermicidas, prendas íntimas confeccionadas con tejidos sintéticos, etc.
  • Hongos, como la mencionada especie Candida.
  • Bacterias como Chlamidya trachomatis (se contagia mediante el contacto sexual con personas infectadas). Esta infección es peligrosa porque puede permanecer asintomática y, al no tratarla, desencadenar una enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Virus (también se transmiten por vía sexual, como el herpes simple).
  • Tricomonas. Se trata de microorganismos que alcanzan la vagina por contacto sexual y la infectan.
  • Cambios hormonales, como los que se producen durante la menopausia, o después del parto, que originan lo que se conoce como vaginitis atrófica, y que está asociada a una disminución del nivel de estrógenos. Al reducirse el nivel de estrógenos, se adelgaza el tejido de la vagina y esta pierde también la capacidad de lubricarse, por lo que se presenta irritación y sequedad.

Prevención de las infecciones vaginales

Para prevenir las infecciones genitales, además de seguir los consejos mencionados en el apartado recomendaciones, se pueden tomar una serie de precauciones como:

  • Utilizar preservativo en las relaciones sexuales para protegerse de las enfermedades de transmisión sexual.
  • Lavarse las manos antes y después de ir al baño, prestando especial atención al utilizar el papel higiénico para no contaminar la vulva con bacterias procedentes del recto.
  • Beber agua en abundancia para evitar que se acumulen gérmenes, eliminándolos a través de la orina.
  • Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales.
  • No permanecer con el bañador mojado; la humedad favorece la proliferación de hongos.
  • Vestir ropa holgada confeccionada con tejidos que faciliten la transpiración.
  • Consultar al médico ante cualquier cambio en la cantidad, olor o color del flujo vaginal, o si se presentan picores, irritación o hinchazón en la zona.
  • Tratamiento de las infecciones vaginales

Aunque existen productos de libre dispensación para el tratamiento de las infecciones vaginales, en forma de óvulos que se introducen en la vagina o cremas tópicas, que alivian los síntomas y combaten al agente agresor, es preciso consultar con el médico y no automedicarse. Es importante tener en cuenta que hay síntomas comunes a distintas afecciones y que es necesario un diagnóstico preciso. Si los síntomas se deben a una enfermedad de transmisión sexual, como la Chlamidya, un tratamiento inadecuado o tardío puede traer consecuencias importantes porque la infección podría extenderse al útero y las trompas de Falopio.

Web Consultas

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

En algunos casos de cáncer de próstata esperar es el mejor tratamiento

Share En algunos casos de cáncer de próstata esperar es el mejor ...

»

Un estudio descubre que el sexo afecta el proceso del envejecimiento

Share Un estudio descubre que el sexo afecta el proceso del ...

»

NO es solo ASMA podría ser la EPID

Share NO es solo ASMA podría ser la EPID Según la OMS ...

»

Vive la menopausia sin complejos

Share Vive la menopausia sin complejos Todas las mujeres a partir ...

»

Hacer ejercicio podría ayudar a prolongar la vida tras un diagnóstico de cáncer

Share Ejercicio tras diagnóstico de cancer Al menos 2,5 horas de ...

»

El apocalipsis de los antibióticos: Médicos alertan sobre la resistencia a los medicamentos

Share El apocalipsis de los antibióticos Distintos expertos, ...

»

Vigila tu embarazo de principio a fin

Share Vigila tu embarazo de principio a fin Cuando sospeches que ...

»

No rompas fuente antes de tiempo. Evita una RPM

Share No rompas fuente antes de tiempo. Evita una RPM El líquido ...

»

¿Es cierto que la menstruación se sincroniza cuando las mujeres viven juntas?

Share ¿Es cierto que la menstruación se sincroniza cuando las ...