Cuerpo y mente sana luego de la cirugía bariátrica


cirugía bariátrica
Arwin Alirio Mantilla
 Arwin Alirio Mantilla 
Bajar de peso para personas con obesidad mórbida es un sueño y también una necesidad, que gracias a los avances de la ciencia se puede transformar en realidad uno de estos avances es la cirugía bariátrica, pero cómo saber quién está apto para someterse a dicho procedimiento; padeciendo una condición que acarrea daños psicológicos, limitaciones personales, sociales y, además, víctima de la discriminación y estigmatización social. El psicólogo, José Canelón, nos ayuda a despejar algunas incógnitas.

Evaluación psicológica previa

Este tipo de intervención quirúrgica pretende que las personas con obesidad disminuyan su peso y no vuelvan a recuperarlo. Por esto, el manejo psicológico es tan relevante como el apoyo nutricional, porque la obesidad es multicausal. “El bajar de peso no es desafío fácil para nadie, muchos hacen múltiples intentos y fallan, así como otros lo logran, pero al poco tiempo vuelven a su peso inicial, es allí cuando la cirugía bariátrica constituye una alternativa terapéutica, que les permitirá a estas personas controlar su enfermedad y prevenir sus comorbilidades” manifiesta el psicólogo.

Según Canelón las evaluaciones psicológicas realizadas a los candidatos a cirugía de la obesidad, es necesario valorar los siguientes aspectos fundamentales:

  • Los hábitos alimenticios y la posible existencia de trastornos de la conducta alimentaria.
  • La capacidad para entender en qué consiste la cirugía, los riesgos de ésta y los cuidados que de por vida requerirá.
  • Posibles trastornos mentales, su psicoemocionalidad y rasgos patológicos de personalidad del paciente.

¿El paciente debería continuar en consulta luego de someterse a esta cirugía?

Canelón, explica que el paciente previo a la cirugía, debe haber establecido un vínculo con el profesional de la psicología, mediante las entrevistas de valoración prequirúrgicas; siendo vital el acompañamiento psicológico, incluso durante la permanencia hospitalaria postquirúrgica, para un seguimiento oportuno del estatus psicoemocional que requiere el paciente, tomando en consideración:

  • Evitar el síndrome hospitalario, la sensación de enfermedad, la ansiedad que presentan generalmente los pacientes, vuelve necesario reafirmar el apoyo psicológico.
  • Ahora el comer se vuelve molesto por la restricción, antes era un placer o un consuelo.
  • Reforzar la conducta del acondicionamiento físico, como una nueva actitud adquirida, que le ayudará a fortalecer su tono muscular, ya que por la pérdida significativa del peso aparece la flacidez.
  • Desarrollar habilidades sociales, porque al adquirir una nueva imagen, su autoconcepto se modifica.

“Un año es tiempo adecuado para acompañar al paciente, favoreciendo un nuevo manejo de conductas y emociones, independiente a los casos que requieran una psicoterapia más prolongada para superar conflictos y dinámicas específicas”, afirma Canelón.

¿Cómo infiere la obesidad en nuestra vida, personalidad y emociones?

Las personas con sobrepeso viven hoy en una sociedad “obesofóbica” que estigmatiza al individuo obeso. Esto trae consecuencias en la autoestima, alteraciones en sus relaciones interpersonales, disminuye las posibilidades de acceso a los mejores puestos de trabajo y a tener una mejor pareja.

“El miedo al entrar en una relación afectivo sexual puede provocar que a nivel inconsciente

algunas personas se permitan engordar o no sean eficaces en sus intentos por adelgazar, para, de esta manera, ser menos atractivas y dificultar la relación sexual que tanto temen, incluso aunque la deseen”, explica el psicólogo.

Recomendaciones

Tras la cirugía, el bienestar social y psicológico del paciente, determinan el curso de la recuperación, la extensión de la pérdida de peso en el largo plazo y el grado de cumplimiento con el tratamiento. “Es de suma importancia la neutralización de estresores reales o potenciales en la vida de los pacientes, para que nada sea pretexto y no se alejen del camino a la recuperación”, finaliza el psicólogo, José Canelón

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

La espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer

ShareLa espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer Los ...

»

Estos son los siete órganos que no necesitas para sobrevivir

ShareEstos son los siete órganos que no necesitas para ...

»

Que tu vista no se canse

ShareQue tu vista no se canse En las últimas décadas, especialmente ...

»

¿Bebé prematuro? Chequea su visión

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Por qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más compleja de lo que parece

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Cuatro maneras de no pelearse con las personas

ShareCuatro maneras de no pelearse con las personas Caerle bien a ...

»

Las subidas de tensión afectan tu visión

ShareLas subidas de tensión afectan tu visión La hipertensión ...

»

Crianza respetuosa para niños saludables

ShareCrianza respetuosa para niños saludables Crianza respetuosa ...

»

Desnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en América Latina

ShareDesnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en ...