Dale un adiós definitivo a la celulitis


celulitis
La palabra celulitis es motivo de horror para la mayoría de las mujeres, pues se considera uno de sus peores enemigos. La OMS indica que más del 80% de las féminas presenta esta patología, causando una excesiva demanda en tratamientos estéticos, pues la moda y la imagen de la mujer tal como está proyectada actualmente, no permite aceptar esas grasitas de más, por lo antiestético que resulta.

La especialista en medicina estética, Mayra Urbina, indica que la tendencia actual para embellecerse está cada vez más alejada del bisturí y más cerca de los tratamientos no invasivos.

Por eso, para trabajar el contorno corporal, flacidez, adiposidades y celulitis, lo indicado es combinar los métodos, ya sea de manera preventiva o con procedimientos directos.

Actualmente los tratamientos son sin anestesias, de corta duración y con mejores resultados, siempre y cuando vayan acompañados de un cambio de hábitos y un control de los factores predisponentesdestaca Urbina.

Hablemos de la prevención
Para la especialista el tratamiento preventivo consiste en la modificación de hábitos como:

  • La alimentación debe tener un 20% de aporte de proteico, e incluir productos ricos en vitamina C (frutas brocoli, coliflor, tomates), y fibras ricas en silicio (cereales integrales, plátano, aguacate) importantes en la formación de la estructura en la red del colágeno; además se deben consumir dos litros de agua diarios y evitar el exceso de carbohidratos.
  • No utilizar ropas ajustadas que puedan obstaculizar el retorno venoso y linfático en miembros inferiores. Evitar tacones muy altos o muy planos, lo ideal, son de 2 o 3 centímetros de tacón.
  • No situarse delante de focos de calor como la calefacción o equipos que emanen calor, evita la mala oxigenación en tu lugar de trabajo.
  • Realizar ejercicio diario y no una práctica irregular, el deporte ideal para el tratamiento de celulitis es la natación, o hacer caminatas de una hora diaria a intensidad moderada.
  • Dejar el cigarrillo, el tabaco, el alcohol, y disminuir el café a una taza diaria.
  • Tener regulado el tránsito intestinal.
  • Tratar los factores patológicos asociados: obesidad, alteraciones hepáticas, renales, circulatorias, tiroideas , y también las de origen psicológicas.
Conoce los tratamientos directos
Antes de realizarse cualquier tratamiento es imprescindible una correcta selección dependiendo del caso. Para reducir las posibilidades de complicaciones serias, se debe guardar estrictas normas de antisepsia para minimizar el riesgo de complicaciones infecciosas –destaca Urbina- los tratamientos más eficaces para la eliminación de la piel de naranja son:
Mesoterapia: consiste en una mezcla de principios activos, orgánicos y naturales que se introducen mediante micro inyecciones en la zona a tratar, obteniendo resultados rápidamente, pues los productos empleados actúan fortaleciendo los tejidos, acota Urbina.
Láser Lipólisis: utiliza una cánula para introducir la fibra óptica del láser en el interior del panículo adiposo, los mecanismos de acción utilizan energías altas en duraciones de pulsos cortos, provocando la rotura de la membrana del adipocito y la desnaturalización de las proteínas del colágeno del espacio extracelular, favoreciendo la retracción cutánea.

La especialista afirma que esta es una técnica de liposucción asistida con anestesia previa, que facilita la extracción del tejido adiposo tratado y la retracción dérmica. Está indicada en pieles flácidas con celulitis o grasas localizadas, siendo importante considerar el realizarlo con un médico especialista en el área.

Radiofrecuancia no ablativa: ayuda al estiramiento de la piel, eliminación de celulitis y remodelaciones del contorno corporal; produce un calentamiento gradual en la piel y tejido celular subcutáneo, favoreciendo el drenaje linfático que moviliza y elimina los depósitos grasos y otras toxinas -explica Urbina-.

Además provoca un aumento en la circulación de la zona, mejorando el metabolismo del tejido graso subcutáneo con la consecuente disminución de piel de naranja. Es posible realizarlo en brazos, abdomen, glúteos y piernas, su duración depende del área a tratar, acota Urbina.

Ultracavitación: tiene efecto térmico para provocar una lesión controlada a nivel de la dermis o del panículo adiposo, ésta energía se puede focalizar a una profundidad de 12 a 25 milímetros, actuando sobre la capa superficial del tejido graso, sin producir sangrados. Se usa para adiposidades localizadas como la grasa que se acumula en las zonas más conflictivas del cuerpo, como abdomen, muslos y región glútea. Se estima una reducción de tres centímetros de contorno en cada sesión y el tratamiento completo es de 12 aplicaciones, afirma la especialista.
Ultrasonidos: la vibración ultrasónica produce un mircro masaje, causando una tracción y compresión de los tejidos con la consecuente reactivación celular -señala Urbina-. Trabaja para combatir la celulitis, reducir la adiposidad localizada y modelar el cuerpo. Están indicados en el tratamiento de celulitis fibrosa, fibrosis postoperatorias, en el tratamiento complementario de adiposidades localizadas y en el encapsulamiento de prótesis mamarias.
Carboxiterapia: se utiliza como tratamiento coadyuvante de acúmulos de grasa localizada, en la celulitis, en protocolos previos y posteriores a la lipoescultura y la dermolipectomía, en lipomatosis múltiples y en lipodistrofias o aumento de grasa en antebrazo, papada y abdomen., apunta la especialista.
Hidrolipoclasia: consiste en la infiltración de suero ( isoosmolar o hipoosmolar) a nivel del tejido subcutáneo seguido de la aplicación de ultrasonidos de baja frecuencia y alta potencia, para producir el fenómeno de cavitación en el espesor del panículo adiposo tratado -acota Urbina-. Está indicada en adiposidades localizadas, celulitis, y en aquellos pacientes en donde se haya descartado la opción quirúrgica.
El número de sesiones varía según el grado del celulitis o grosor de panículo adiposo, con una periodicidad de una vez a la semana o cada 15 días.

Láser de baja potencia ( soft laser) o láser atérmico: actúan mediante un efecto fotoestimulante, el más usado es el láser de helio-neón especialmente indicado en el tratamiento de la celulitis edematosa, donde se ejerce un efecto de bioestimulación.

Urbina destaca que estos procedimientos no se pueden aplicar en personas con dislipidemia familiar, marcapasos, infecciones o tumores en la zona a tratar, hemorragias recientes, hepatitis sérica, hernias o eventraciones a nivel abdominal,coagulopatías y durante el embarazo o la lactancia.

Para el éxito de cualquiera de los métodos, la paciente deberá asumir un régimen alimenticio adecuado junto a una evaluación oportunafinaliza la especialista en medicina estética, Mayra Urbina.
Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

La espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer

ShareLa espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer Los ...

»

Estos son los siete órganos que no necesitas para sobrevivir

ShareEstos son los siete órganos que no necesitas para ...

»

Que tu vista no se canse

ShareQue tu vista no se canse En las últimas décadas, especialmente ...

»

¿Bebé prematuro? Chequea su visión

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Por qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más compleja de lo que parece

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Cuatro maneras de no pelearse con las personas

ShareCuatro maneras de no pelearse con las personas Caerle bien a ...

»

Las subidas de tensión afectan tu visión

ShareLas subidas de tensión afectan tu visión La hipertensión ...

»

Crianza respetuosa para niños saludables

ShareCrianza respetuosa para niños saludables Crianza respetuosa ...

»

Desnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en América Latina

ShareDesnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en ...