¿Dificultad para deglutir? Podría ser Disfagia


Disfagia
Arwin Alirio Mantilla
 Arwin Alirio Mantilla 
Martín es un abuelito de 60 años y a él le encanta salir a comer con su nieta Marina. Últimamente, le ha comentado que tiene una sensación de impedimento para tragar los alimentos “como si se me trancara la garganta” e inclusive ha experimentado escape de comida por la nariz. Ella en particular, le ha notado que debe tragar varias veces y en ocasiones con tos y ahogo recurrente.

La Otorrinolaringóloga, Amanda Rodríguez de Pérez, nos manifiesta que puede tratarse de una disfagia, es decir, cuando la persona presenta dificultad para tragar o deglutir alimentos sólidos, semisólidos y líquidos. “Un síndrome frecuente en niños y adultos, que casusa estragos en la calidad de vida del paciente, dado que puede ocasionar deshidratación, desnutrición, infecciones respiratorias frecuentes y asfixia”, añade.

¿Cómo saber si se padece de disfagia?

El paciente describe la situación como un problema para el inicio de la deglución, explica la galeno, “una sensación de dificultad para captar o transportar el bolo alimentario y las secreciones hacia el tubo digestivo”. La presencia de estos síntomas, – indica Rodríguez de Pérez- son indicadores de disfagia: salivación excesiva, dificultad para la masticación, escape de comida por la nariz o boca, tos, asfixia, disfonía (trastorno de la voz), dolor torácico y regurgitaciones coincidentes con la deglución.

¿Qué hacer ante los síntomas?

Evidentemente, acudir a un especialista para un manejo precoz y correcto. Rodríguez de Pérez, asevera que establecer una metodología diagnóstica es esencial, porque el paciente suele manifestar la sensación de cuerpo extraño en la garganta, como una opresión o un globo que ocupa el cuello, sin relación con la deglución. A este cuadro se le llama pseudo disfagia y suele estar asociado a depresión, ansiedad o reflujo –explica la especialista- en este sentido, la exploración clínica, los estudios endoscópicos funcionales entre los que destacan (Videodeglutoscopia o Videoendoscopia de deglución) y de imágenes (Videofluoroscopia) permiten orientar la causa en la gran mayoría de los casos.

Por medio de estas pruebas – asegura la especialista – se puede determinar la severidad del problema, la etapa de la deglución que está alterada, el riesgo de broncoaspiración, la tolerancia de la alimentación oral, el tipo de consistencia que se puede ofrecer al paciente, seleccionar el tratamiento y comprobar su efecto.

¿Distingue qué tipo de disfagia tienes?

La diferencia entre disfagia orofaríngea y esofágica desde el punto de vista clínico, es que en la primera, la dificultad la presenta el paciente cuando inicia la deglución o durante la etapa preparatoria de la deglución, destaca Rodríguez, quien apunta que se suele acompañar de tos, episodios de aspiración y regurgitaciones nasales frecuentes. En cambio en la disfagia esofágica, el alimento se detiene después de efectuada la deglución (luego de tragar el alimento) y se manifiesta con regurgitaciones tardías, sensación de obstrucción torácica o dolor de la porción alta del estómago.

Sabemos que si el paciente dice ´se me atoró´ en un sitio determinado, no quiere decir que sea el lugar donde está el obstáculo, es frecuente que el problema esté en el tercio inferior del esófago y el paciente lo experimente en el cuelloañade.

La presencia o ausencia de síntomas acompañantes pueden ser de ayuda en estos casos – manifiesta la especialista- la disfagia oral puede ir acompañada de alteración en la formación del bolo, dificultad para iniciar la deglución, escape de comida por la boca, sialorrea (excesiva producción de saliva), deglución fraccionada y disartria (alteración en la articulación de las palabras), en tanto, la disfagia faríngea suele ocasionar sensación inmediata de parada del bolo, regurgitación nasal, deglución repetida, síntomas de aspiración como tos y asfixia, coincidentes con la deglución y la disfonía.

Causas de disfagia en jóvenes y adultos

Rodríguez de Pérez explica que en los pacientes jóvenes, la disfagia generalmente es provocada por enfermedades musculares, metabólicas o estructurales como membranas y anillos congénitos faringo-esofágicos, y en los individuos de más edad habitualmente es provocada por trastornos del sistema nervioso central, como el accidente cerebrovascular, enfermedad de Parkinson y demencia. “Se debe aclarar que el envejecimiento normal puede provocar anomalías leves de la motilidad esofágica, mas no se debe atribuir la disfagia automáticamente al proceso normal de envejecimiento”, destaca.

Generalmente es útil tratar de establecer una distinción entre los problemas mecánicos u obstructivos que se caracterizan por ser persistentes, progresivos, más con los alimento sólidos. Los funcionales ó motores son variables tanto en sólidos como en líquidos, generalmente por alteraciones neuromusculares.

Opciones de tratamiento

En la disfagia orofaríngea las metas del tratamiento son mejorar el pasaje de alimentos y bebidas y evitar la aspiración –explica Rodríguez de Pérez- tratamientos sencillos pueden ser importantes, como el uso de prótesis para solucionar problemas dentales, modificar la textura de líquidos y alimentos o cambiar el volumen del bolo. Se deben considerar las opciones de tratamiento en pacientes que reciben rehabilitación activa por un accidente cerebrovascular.

La especialista aclara que en la disfagia esofágica, la causa más común son las enfermedades del esófago por trastornos de su motilidad, inflamaciones por reflujo o caústicos, tumores, ingestión de cuerpos extraños y algo muy común es la disfagia producida por algunos medicamentos como los antiinflamatorios, aspirina, antibióticos, tranquilizantes, y antiespasmódicos.

Es posible que haya enfermedades de base también como hipotiroidismo y diabetes, que causan alteraciones musculares y de los nervios, de modo que el tratamiento estará orientado según sea la causa que lo originaacota.

Rehabilitación y reeducación de la deglución

Rodríguez de Pérez nos explica algunas medidas a tomar en cuenta como parte del tratamiento:

  • Modificaciones apropiadas de postura, nutrición y métodos de administración de los alimentos.
  • Los alimentos más blandos mejoran los resultados, posiblemente en combinación con medidas posturales correctas, porque contribuyen a mantener la alimentación por vía oral.
  • Reeducación de la deglución a través de ejercicios específicos a cargo de un terapeuta especialista en trastornos de la deglución.
  • Manejo y prevención de las complicaciones para evitar infecciones respiratorias y desnutrición.
Disfagia en estadísticas

Según la Organización Mundial de Gastroenterología (2014), la disfagia es un problema frecuente, e indica:

  • Una de cada 17 personas presenta alguna forma de disfagia en el correr de su vida.
  • La condición afecta entre un 40% y 70% de los pacientes con accidente cerebrovascular; 60% y 80% de los pacientes con enfermedades neurodegenerativas, y hasta 13% de los adultos de 65 años.

La Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica (Agency for Healthcare Research and Quality) ha estimado que anualmente mueren 60.000 americanos por complicaciones de una disfagia. La disfagia es una patología en gran medida no notificada y mal comprendida por el público general.

El manejo de la disfagia requiere la intervención de un grupo multidisciplinario de especialistas: otorrinolaringólogo, gastroenterólogo, neurólogo, médico rehabilitador, radiólogo, fonoaudiólogo, nutricionista y enfermera especializada, que puedan cubrir las necesidades diagnósticas y terapéuticas de los pacientes con estos trastornos, de acuerdo a criterios actualizados y siempre en consideración a sus necesidades finaliza la otorrinolaringóloga Amanda Rodríguez

Asesorado por: Dra. Amanda Rodríguez de Pérez

medicaaldia

Otorrinolaringólogo Fellow en Fonocirugía y Endoscopia de senos paranasales, Mexico D.F.
-Especialista en: - Cirugía Endoscópica Funcional de Nariz y senos paranasales -Microcirugía endoscópica de laringe y voz
-Endoscopia nasofaringolaríngea flexible y rígida - Videoestroboscopia - Videoendoscopia de Deglución

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

¿Ruptura amorosa? 5 herramientas infalibles para superarla

ShareRuptura amorosa Una ruptura amorosa puede ser de las cosas más ...

»

La OMS pide actuar contra la amenaza de la farmacorresistencia del VIH

ShareVIH La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta a los ...

»

Estudio cefalométrico para un rostro armonioso

ShareRostro armonioso En la sociedad en la cual nos desenvolvemos, la ...

»

Paciente con hendidura labiopalatina: ¿Cómo tratarlo?

ShareHendidura labiopalatina Existen afecciones que pueden ser ...

»

El abuso de pantallas electrónicas duplica los problemas oculares en 20 años

ShareAbuso de pantallas El uso excesivo de las pantallas ...

»

6 preguntas que pueden ayudarte a saber si eres hipocondriaco

ShareHipocondría Mucho se ha escrito sobre la hipocondría, un ...

»

Enfermedad periodontal y artritis reumatoide, más unidas de lo que piensas

ShareEnfermedad periodontal Durante los últimos años, ...

»

Conoce el Top 10 sonrisa saludable

ShareSonrisa A menudo se dice que la sonrisa es nuestra mejor carta ...

»

9 factores que aumentan la probabilidad de sufrir demencia y qué cambios puedes hacer en tu estilo de vida para prevenirla

ShareDemencia Si las personas cuidaran la salud de sus cerebros a lo ...