Embellece el rostro según tu edad


Embellece el rostro según tu edad

Tener un look fresco y radiante no es privativo de las adolescentes. Muchas mujeres quieren verse deslumbrantes y con menor edad, sin embargo, rejuvenecer va más allá de la eliminación de arrugas, son muchos los aspectos a tomar en cuenta si realmente queremos lucir jóvenes en la edad adulta.

La especialista en medicina estética, Edith Abdala explica que el envejecimiento es un proceso progresivo, cambiante, fisiológico, irreversible y normal. El tiempo es su factor determinante y depende de la herencia y de la respuesta del cuerpo a las acciones de factores ambientales.

 

Conoce tu rostro

Existe tres planos faciales importantes donde ocurre el envejecimiento -indica Abdala- el plano óseo donde existe degeneración, el plano muscular (descolgamiento) y el plano de la grasa y piel donde se observan las arrugas, lesiones pigmentarias desde manchas hasta verrugas y lunares u otras lesiones que denotan un envejecimiento.

La contaminación, las radiaciones ionizantes, el cigarro, el sedentarismo, una incorrecta alimentación, los trastornos del sueño y el uso infrecuente de los protectores solares, entre otros, conllevan al deterioro de las estructuras faciales, acota.

 

La belleza se mide

La especialista afirma que la medicina estética tiene como objeto el estudio de la esencia y la percepción de la belleza, la cual es medible a través de escalas antropométricas (dimensiones y medidas humanas) que definen las diferentes formas de rostros y cráneos según las etnias o las razas.

 

Según Abdala los tratamientos que abarca la estética facial son múltiples, y aplicarlos depende de la edad, sexo, raza y del momento en que se hace el diagnóstico, dónde se pueden clasificar (según escalas internacionales) los grados de envejecimiento.

 

¿A qué edad empezar?

 

Toda mujer según su edad es candidata para los tratamientos anti envejecimiento y rejuvenecimiento -indica la especialista- desde las pacientes jóvenes, las cuales se tratan para prevenir el desgaste del rostro, hasta las mujeres mayores de edad a las que jamás se le ha aplicado tratamiento alguno. Por tanto, dependiendo de la edad y del plano donde se ubica el daño se manejarán los tratamientos.

 

Tratamientos según la edad

Abdala recomienda en las edades comprendidas de 20 a 30 años, el uso de toxina botulínica para atender las arrugas dinámicas (causadas por el movimiento de los músculos) y así evitar que se establezcan antes del tiempo planificado en su envejecimiento cronológico o genéticamente estimado. También se pueden manejar otros tratamientos como los peelings químicos superficiales o microdermoabrasión con puntas de diamantes, la aplicación de cremas nutritivas e hidratantes además de protección solar frecuente (cada 3 horas diariamente sin excepción).

 

En las edades de 30 a 40 años la especialista recomienda el uso de terapia foto lumínica (láser e IPL) y la bioestimulación con plasma rico en factores de crecimiento o plaquetas, además de la hidratación facial directa a través de mesoterapia y la electroestimulación, radiofrecuencia, alta frecuencia, ionización, ozonoterapia, entre otros.

 

A partir de los 40 y hasta los 60 años Abdala indica que se debe incluir el uso de materiales de relleno que en la actualidad, debido a las complicaciones y limitaciones que se manejan a nivel nacional, solo se pueden usar los injertos autólogos de grasa o lipofilings y el plasmagel obtenido del centrífugo de la sangre sin antes haber activado las plaquetas. Gracias a estos rellenos se mejoran los pliegues por disminución de la elasticidad y los acúmulos de las lesiones (verrugas, lunares, arañas vasculares). En este rango de edad también se colocan hilos para la dermosustentación, que si son bien manejados se conseguirán resultados alentadores ante la posibilidad de una cirugía a esta edad.

 

En pacientes de 60 años o más se debe evitar el uso de toxinas, porque lejos de mejorar las arrugas provocaría más relajación muscular que es lo que precede en estos casos, “nosotros como especialistas en estética somos muy conservadores y excluimos el uso de los hilos tensores para pacientes en este rango de edad, así que debemos referir a la especialidad de cirugía plástica, conservando el uso en cabina de las terapias foto lumínicas, la bioestimulación plaquetaria y nutrición por mesoterapia, las cuales favorecen extraordinariamente la reparación celular y molecular para frenar o disminuir el envejecimiento”, indica Abdala.

 

Joven naturalmente

 

Siempre se ha dicho que es mejor prevenir que lamentar y así se diga un millón de veces no dejará de ser cierto. En el mundo de la belleza evitar, prevenir y mantener son palabras clave que en combinación con una buena rutina de vida nos ayudarán a conseguir un rostro radiante.

 

Para prevenir el envejecimiento, la especialista en medicina estética señala que se deben evitar todos los factores que favorecen la aparición precoz de las arrugas y demás signos de la vejez, como la exposición a la contaminación y al sol sin la debida protección, el consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas, las horas de sueño perdidas que se reflejan en la piel, la incorrecta alimentación, la falta de ejercicio, el estrés y los malos hábitos de higiene y cuidado de la piel.

 

Por el contrario, hábitos como aumentar el consumo de la hidratación oral, de alimentos ricos en fibras y vitaminas contribuye a un adecuado funcionamiento de los aparatos y sistemas que participan en el recambio celular del envejecimiento.

 

Busque la belleza integral

 

La especialista señala que los pacientes que se someten a tratamientos para el rejuvenecimiento facial sienten una gran satisfacción con el menor resultado. En esta rama de la medicina se deben sobrepasar las expectativas de los pacientes en consulta, se hace obligatorio manejar las otras patologías asociadas que no fueron mencionadas por el paciente a través de un diagnóstico muy puntual computarizado llamado “VISSIA”, donde se muestran los daños ocasionados por el envejecimiento y los factores que lo agravan, además de los posibles tratamientos. De esta manera los pacientes se convencen del grado de envejecimiento y comienzan un protocolo de tratamiento en tiempo real, además de consultas evaluativas medibles y comprables fotográficamente.

 

Es importante destacar que en la medicina estética hay que ser cautos a la hora de hacer un diagnóstico y practicar un tratamiento, es preferible pecar por defecto y poder corregir, que luego no poder remediar. Los tratamientos no deben de hacerse de una vez, si no poco a poco y en su debido momento. “La mejor tarjeta de presentación es el propio médico y los resultados de los tratamientos hechos a sus pacientes”, finaliza la especialista en medicina estética Edith Abdala.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Es mejor acudir al médico antes de limpiar la cera de oídos

ShareEs mejor acudir al médico antes de limpiar la cera de ...

»

¡Come bien! Y detén el envejecimiento

Share¡Come bien! Y detén el envejecimiento ¿Quién no quiere verse ...

»

Descubren un nuevo uso potencial de la aspirina: reparar las caries

ShareDescubren un nuevo uso potencial de la aspirina: reparar las ...

»

¿Por qué podemos sentir cuando alguien nos está mirando fijamente?

Share¿Por qué podemos sentir cuando alguien nos está mirando ...

»

¿Niño autista? Logra su independencia

Share¿Niño autista? Logra su independencia El autismo infantil se ...

»

Atrévete a reducir tus labios menores

ShareAtrévete a reducir tus labios menores La mujer venezolana ...

»

Nuevo medicamento para combatir el mal de Alzheimer genera expectativas y esperanza

ShareNuevo medicamento para combatir el mal de Alzheimer genera ...

»

Evitar el desayuno podría ser malo para el corazón

ShareEvitar el desayuno podría ser malo para el corazón El desayuno ...

»

Pasar menos tiempo sentado reduce el riesgo de diabetes

Sharereduce el riesgo de diabetes Caminar o quedarse de pie en lugar ...