Hernia umbilical intervención sencilla


Hernia umbilical
La hernia umbilical según datos de la OMS se presenta en el 20% de los recién nacidos y algunos bebés prematuros pueden nacer con ellas. Afortunadamente las correcciones se realizan de forma sencilla con una intervención quirúrgica en donde los riesgos son pocos. Sin embargo, es indispensable reconocer sus síntomas para que el niño pueda recibir los cuidados médicos apropiados.
El cirujano pediatra, Arturo España, indica que la hernia umbilical es una protuberancia o aumento de volumen (protrusión) del revestimiento abdominal o de parte de los órganos abdominales a través del área alrededor del ombligo.
España aclara que no hay ninguna consecuencia por la presencia de la hernia umbilical; de acuerdo con la edad en la que aparece, puede dar alguna sintomatología sin mucha repercusión.

Diagnóstico efectivo

El diagnóstico de la enfermedad generalmente se realiza en casa, debido a la protrusión de la piel en el área umbilical, sin embargo, en los lactantes la protrusión del ombligo durante el llanto, puede ser por otras causas intestinales y no por una hernia. “El examen que permite la confirmación es el ecosonograma de partes blandas del área umbilical”, ratifica España.
El especialista afirma que en la etapa preescolar (2 a 4 años) el infante lo manifiesta con dolor, como malestar estomacal que se asocia más durante las actividades físicas por el “pellizcamiento” de la grasa preperitoneal que ingresa al saco de la hernia.

Asiste a un especialista

Si es lactante no se hace ningún procedimiento, por ningún motivo se deben colocar botones o monedas, porque solo produciría erosión de la piel e infección –resalta España- se espera hasta que el bebé logre caminar, para proceder con la cirugía.
“La cirugía solamente es necesaria cuando la hernia es muy grande, cuando aumenta de tamaño o si desarrolla síntomas de obstrucción o estrangulamiento, como hinchazón, abultamiento, vómitos y dolor”, acota el especialista.
El cirujano indica que también se debe realizar pero con caracter de emergencia, cuando el niño hace una actividad física importante y se produce un estancamiento de grasas pre peritoneal en el orificio herniario.

Cirugía sencilla y efectiva

La cirugía es bajo anestesia general y su recuperación es rápida. Luego del procedimiento el niño puede presentar hinchazón, síntoma que es normal y desaparece con el tiempo -señala España- para facilitar la recuperación, se indica reposo para deportes por un mes y de escolaridad durante una semana o menos.

“Es importante vigilar la hernia con el especialista desde que se diagnostica hasta un mes luego de la cirugía para evitar cualquier complicación, concluye el cirujano pediatra Arturo España.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...