¿Por qué es importante centrarse en el presente?


¿Por qué es importante centrarse en el presente?
 

Las dificultades que podemos estar experimentando, así como todas las metas que tenemos para el futuro y la forma en la que trabajamos para conseguirlas, pueden afectar la forma en la que vivimos nuestra vida, así como nuestro día a día.

Muchas veces, sin siquiera darnos cuenta, terminamos viviendo demasiado centrados en el futuro o en el pasado, y nos olvidamos de vivir el momento y de aprovechar al máximo cada día para lograr conseguir lo que queremos.

Esto puede ocurrir por diversas razones, como el no estar satisfecho con nuestra situación actual y anhelar el pasado, o desear demasiado el futuro. Aunque también podría ocurrir si tenemos metas muy claras, pero no tenemos la paciencia suficiente para esperar y trabajar por cumplirlas.

Sin embargo, es normal que experimentemos esta situación, y el estar conscientes de que nos ocurre es un gran primer paso. Así, el recordar por qué es importante centrarnos en el presente nos dará una motivación para empezar a hacerlo.

Algunas razones por las que deberíamos centrarnos en nuestro presente

  • Estarás más tranquila/o

Uno de los mayores problemas de pensar mucho en el pasado o estar demasiado preocupados por el futuro es que podríamos experimentar ansiedad constantemente, así como otras emociones negativas que pueden hacer nuestra vida un poco más difícil.

Al centrarnos en el presente y vivir un día a la vez, nos será más fácil recordar y aceptar que cada cosa toma su tiempo, y que cada día aprendemos algo nuevo y nos acercamos más a nuestras metas.

Además, el aliviar la presión por el futuro también nos permite disminuir la ansiedad que podríamos estar experimentando cada vez que pensamos en lo que debíamos haber hecho o en lo que podríamos lograr, pensando en su lugar en todo lo que somos capaces de hacer ahora mismo.

  • Disfrutarás más cada momento

El pensar constantemente en las cosas que creemos que debemos hacer, así como en las cosas que no hicimos y las que creemos que deberíamos hacer, hace muy difícil apreciar los buenos momentos de nuestra vida cuando estos ocurren. Incluso, podría hacernos sentir mal o culpables por no estar haciendo lo que creemos que deberíamos hacer para alcanzar el futuro.

Por ello, cuando vivimos en el presente, tenemos la maravillosa oportunidad de disfrutar las cosas en el momento en el que ocurren, sin el filtro de lo que deberíamos hacer para nuestro futuro, y por ello sacar lo máximo de cada experiencia.

Cuando decidimos comenzar a vivir y centrarnos en nuestro presente, dejamos de pensar en lo que estamos haciendo como una pérdida de tiempo, o sintiéndonos culpables por no haber alcanzado aún alguna meta, y empezamos a valorar lo importante que es cualquier momento, sin importar que sean momentos de estudio o recreativos.

  • Podrías tener más posibilidades de lograr tus metas

Aunque tener muy claras nuestras metas y objetivos para el futuro podría sonar como la mejor manera de alcanzarlas. El pensar demasiado en ellas podría hacer que las demos por sentadas, y generarnos una mezcla de emociones negativas que no nos permiten vivir tranquilamente nuestro presente.

Una de las cosas que podríamos sentir es que el presente simplemente no es suficiente, e imaginar cómo todo será mejor cuando hayamos alcanzado nuestras metas. Pero aunque la visualización tenga efectos muy positivos, debemos recordar que también necesitamos trabajar para cumplir nuestras metas.

De esta forma, cuando nos mantenemos centrados en el presente, y tenemos el futuro como una motivación, pero estando conscientes de cada momento, es más probable que empecemos a practicar y esforzarnos más en lo que creemos que debemos hacer para cumplir estas metas.

Además, también podríamos darnos cuenta de que el solo hecho de trabajar cada día en lo que queremos puede llegar a satisfacernos tanto como el hecho de haber cumplido una meta.

  • Sentirás que tienes más tiempo

Otra consecuencia de no vivir centrados en el presente es que podríamos sentir que el tiempo pasa demasiado rápido, lo cual también genera ansiedad y puede hacer más difícil nuestras vidas.

Cuando sacamos el mayor provecho de cada momento del día, es más probable que logremos alcanzar más pronto nuestras metas, pero también nos sentiremos aliviados y satisfechos por alcanzar algo, o dar un paso más cada día, sin importar qué tan pequeño o grande sea.

Sin embargo, debemos recordar que el intentar sacar el mayor provecho de cada día también podría hacernos asentir agobiados. Por lo cual, es importante que lo hagamos con tranquilidad, disfrutando cada pequeña victoria y viendo el lado positivo de las cosas.

Cuando nos centramos en nuestro presente, la vida puede comenzar a sentirse más llevadera, y es más probable que dejemos de poner tanta presión en nosotros mismos, pero sacar más provecho de cada momento.

FUENTE: INSPIRULINA

 

 

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Visión artificial: prótesis retiniana como solución a la ceguera

ShareVisión artificial: prótesis retiniana como solución a la ...

»

La eHealth tiende hacia la humanización en beneficio del paciente

ShareLa eHealth tiende hacia la humanización en beneficio del ...

»

Hábitos saludables contra el síndrome premenstrual

ShareHábitos saludables contra el síndrome premenstrual  Dolor en ...

»

¿Estás en la menopausia?Cuídate de la osteoporosis

Share¿Estás en la menopausia?Cuídate de la osteoporosis  La ...

»

La apnea del sueño, un problema con consecuencias graves

ShareLa apnea del sueño, un problema con consecuencias graves  Que ...

»

¿Cómo combatir el cansancio durante el embarazo?

Share¿Cómo combatir el cansancio durante el embarazo?  Combatir el ...

»

Evita las ITS más comunes

ShareEvita las ITS más comunes  En los países en desarrollo, las ...

»

Controla y evita un embarazo pretérmino

ShareControla y evita un embarazo pretérmino  El embarazo es un ...

»

¿Porqué no duerme mi bebé?

Share¿Porqué no duerme mi bebé?  Sobre todo en el caso de los ...