Las dos leyes que ayudaron a Japón a tener uno de los índices de obesidad más bajos del mundo - CienciaMedicaAldiaCienciaMedicaAldia

ciencia medica al dia

Las dos leyes que ayudaron a Japón a tener uno de los índices de obesidad más bajos del mundo


Japón
La lista de los 50 países del mundo con el índice de obesidad más bajo está poblada de naciones que luchan contra la pobreza, el hambre, la inseguridad o todo a la vez. Pero en el número 38, entre Mali y Zimbabue, destaca un país que no encaja con el resto del cuadro: Japón.

Con sólo un 3,5% de obesidad entre la población adulta, Japón es, de lejos, la nación desarrollada con el índice más bajo.

Si se compara con otros miembros del G8, el grupo de países con las economías más industrializadas del planeta, las diferencias son enormes: Alemania, Francia e Italia tienen entre 21% y 22%, Reino Unido un 26% y casi en el otro extremo de la clasificación mundial está Estados Unidos, con un 33,6%.

El nivel de obesidad de Japón es tan bajo que el gobierno prefiere planificar sus políticas de acuerdo con el nivel de sobrepeso, para que los números sean más altos.

En BBC Mundo hablamos con Katrin Engelhardt, experta en nutrición para la región del Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre cómo Japón ha logrado mantener un nivel bajo de obesidad y sobrepeso en todas las edades de la población.

“Salud Japón 21”
Detrás del “éxito japonés”, destaca Engelhardt, hay un gobierno comprometido en sus políticas a mantener a raya el sobrepeso, invirtiendo recursos sustanciales en programas de nutrición y de educación para la salud pero también en leyes específicas.

Todas estas medidas forman parte de una campaña nacional para la promoción de la salud llamada Salud Japón 21.
Entre esas medidas, la experta en nutrición destaca dos leyes que han sido exitosas en frenar la obesidad.
La ley Shuku Iku, para la educación de los niños
“Esta ley tiene un nombre bastante profundo”, explica Engelhardt. Shuku hace referencia a la comida, a la dieta y al comer e Iku hace referencia a la educación intelectual, moral y física.
El objetivo de esta norma es incrementar la información de los estudiantes sobre la cadena alimentaria, sobre la procedencia y la producción de los alimentos, y define la educación sobre nutrición desde los primeros años pre escolares hasta secundaria.

La ley Shuku Iku, vigente desde 2005, determina procesos como:

  • Los menús saludables en las escuelas.
  • La contratación de nutricionistas profesionales que además tienen titulación de profesores y dan clases específicas sobre alimentación.
  • La promoción de una cultura social alrededor de la comida: los niños ayudan a preparar y a repartir la comida en el colegio, cada día a la hora de comer transforman la clase en una suerte de restaurante, ayudan a poner la mesa, el mantel, se sirven unos a otros y comen juntos en la clase. Mantienen la idea de que “comer es un acto social”, dice Engelhardt.

Además, explica la experta en nutrición, en Japón no hay tiendas ni máquinas expendedoras de comida dentro de los colegios así que los alumnos difícilmente puedan conseguir tentempiés que no son saludables, como papas fritas o refrescos azucarados.

La ley Metabo, para controlar el peso en adultos

Pero además de las medidas legislativas, existen peculiaridades culturales que ayudan a los japoneses a mantener el peso a raya.
Igual que en otras sociedades asiáticas como Corea del Sur, -que también tiene un índice de obesidad muy bajo (4,6%), en Japón se le da mucha importancia a la comida tradicional.
“El énfasis se pone en la comida fresca, de producción local”, destaca Katrin Engelhardt.
Los japoneses están muy orgullosos de los pequeños terrenos y de las huertas suburbanas donde producen sus alimentos de manera natural.

“En algunas culturas asiáticas la comida siempre se ha considerado como algo casi medicinal”, dice la experta en nutrición.
Además, destaca un factor cultural que también tiene su impacto: la predilección histórica por las porciones pequeñas.

“En Japón en los eventos familiares, en la cocina tradicional, se sirven muchos platos en porciones pequeñas, con muchos vegetales y con mucha comida fresca”, explica Engelhardt.
Mientras que por ejemplo en las islas del pacífico que tienen los índices de obesidad más altos del mundo, Tonga, Palau, Nauru, Niue y Cook Islands (más del 40%), las porciones son gigantescas, y eso, además, se combina con un nivel de actividad extremadamente bajo.

Fuente: bbc

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Hombres: cuidado con sus mamas

ShareHombres Las afecciones de las mamas son erróneamente asociadas ...

»

Llénate de salud gracias al cardio

ShareCardio Algunas personas creen que el ejercicio aeróbico solo ...

»

¿Vestirse de rayas puede tener un impacto negativo en tu salud?

ShareVestirse de rayas Estos patrones visuales pueden causar ...

»

¿Ponen en riesgo la salud de los niños las viejas prácticas de los abuelos?

ShareAbuelos Los abuelos que intervienen en el cuidado infantil ...

ciencia medica al dia
»

Fumar sólo socialmente también está relacionado con problemas cardíacos

Shareproblemas cardíacos Los fumadores sociales, que sólo encienden ...

ciencia medica al dia
»

¿Esa papa que estás a punto de comer es saludable? Sí, y mucho, pero…

Sharecomer es saludable Sí, una papa horneada de forma sencilla es ...

ciencia medica al dia
»

Consejos básicos para la higiene íntima en los varoncitos

Sharevaroncitos Una de las dudas más frecuentes que surge ...

ciencia medica al dia
»

¡No temas a la resonancia magnética!

Shareresonancia magnética Un examen diagnóstico seguro, preciso y ...

»

Advertencia importante para los amantes del sushi

ShareSushi La creciente popularidad en Occidente de los platillos ...