Las fracturas en los niños no son cosa de juego


Fracturas

Todos en algún momento de la vida nos hemos encontrado con una persona que se ha fracturado un hueso, incluso puede sucedernos a nosotros mismos. El momento en que se parte un hueso suele ser bastante doloroso y traumático incluso su recuperación. Pero, cuando hablamos de fractura en niños, el episodio es aun más complicado, por el reposo que se debe guardar y la condición normal del niño que es contraria a ésto.

El cirujano e intensivista pediatra, Arturo España, explica que una fractura puede definirse como la pérdida de la continuidad estructural de un hueso ocasionando ruptura. “Casi la mitad de los niños tiene la posibilidad de sufrir una fractura de hueso a lo largo de su crecimiento, específicamente en un 42% por ciento de los menores; en las niñas, tal vez porque participan en juegos menos activos, la probabilidad es algo menor, del 27%”, acota.

Fracturas más frecuentes

En los niños las fracturas de codo y en el antebrazo bien sea radio o cúbito, son las más frecuentes, asimismo España asegura que tres de cada cuatro fracturas de radio involucran la muñeca.

Sin embargo, la mayoría de veces las fracturas de hueso en los niños no dejan secuelas, debido a las características de sus estructuras óseas, “más elásticos y porosos” asegura el especialista. Es por eso que estas lesiones se recuperan más rápido en los menores, porque el hueso se solda con más velocidad.

Señales de fractura

El pediatra afirma que cada fractura tiene sus particularidades, sin embargo hay síntomas que aparecen en la mayoría de éstas, como por ejemplo: el dolor en la zona afectada, “impotencia funcional” es decir, incapacidad de mover el hueso afectado, deformidad, hematoma (enrojecimiento o color morado en la piel), y fiebre. “En muchas ocasiones, sobre todo en fracturas importantes y en personas jóvenes, aparece fiebre después de una fractura sin que exista infección alguna”, apunta España.

Un tratamiento a tiempo

La fisiología del crecimiento, trata de saber la forma en que se va desarrollando el cuerpo humano, desde los huesos, órganos, músculos y todo lo que tenga que ver con el mismo.

El tratamiento que debe seguirse en una fractura de hueso de un niño, es muy diferente al de un adulto, la persona encargada en tratarlo debe haber seguido muy de cerca las teorías de la fisiología del crecimiento, porque ese hueso que sufrió la lesión se va a desarrollar y a cambiar de tamaño por lo que debe quedar preparado para ello. Luego, según sea el caso se procede a entablillar, enyesar o inmovilizar de alguna forma y por algunas semanas el hueso roto, con un reposo total para esa zona.

Lo importante en las fracturas de hueso en los niños es tratarlas lo más pronto posible y nunca intentar movilizar el miembro afectado. “En el momento del accidente se debe colocar hielo en el área de fractura porque limita la inflamación y calma el dolor, además se puede agregar algún analgésico”, finaliza el cirujano e intensivista pediatra Arturo España.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

La espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer

ShareLa espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer Los ...

»

Estos son los siete órganos que no necesitas para sobrevivir

ShareEstos son los siete órganos que no necesitas para ...

»

Que tu vista no se canse

ShareQue tu vista no se canse En las últimas décadas, especialmente ...

»

¿Bebé prematuro? Chequea su visión

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Por qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más compleja de lo que parece

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Cuatro maneras de no pelearse con las personas

ShareCuatro maneras de no pelearse con las personas Caerle bien a ...

»

Las subidas de tensión afectan tu visión

ShareLas subidas de tensión afectan tu visión La hipertensión ...

»

Crianza respetuosa para niños saludables

ShareCrianza respetuosa para niños saludables Crianza respetuosa ...

»

Desnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en América Latina

ShareDesnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en ...