Mitos de la alimentación durante el embarazo


Mitos de la alimentación durante el embarazo
En todo el mundo las mujeres embarazadas reciben un bombardeo de opiniones sobre lo que deben o no comer y, en demasiadas ocasiones, unos sólidos consejos se pierden por mala cobertura periodística y o por superstición.

Para las mujeres en Corea, el embarazo sabe a sopa de algas. En Sudáfrica, a las mujeres de la etnia zulu se les da Ishlambezo, una mezcla de hierbas que puede incluir desde margaritas y algodoncillo hasta orina seca de animales. En Irán, mientras tanto, el jugo de granada es popular entre las futuras madres y en Senegal la recomendación es un caldo de médula de res.

Y en algunos lugares de Latinoamérica, advierten que si no comen mucha fruta, el bebé saldrá sucio. Lo que es cierto es que hay algo que se le ofrece por igual a las embarazadas en todas partes: consejos sobre qué comer y qué evitar cuando se espera un bebé. La variedad de opiniones puede ser desconcertante. El pescado es esencial para el desarrollo del cerebro del bebé pero ¿puede contener también peligrosos niveles de mercurio?.

Y es preferible evitar el maní ¿o quizás puede prevenir la alergia a las nueces en los niños?. Hay que eliminar definitivamente el queso blando y los embutidos, pero las futuras madres italianas parecen disfrutar su jamón de Parma y es difícil imaginar que en Francia todas las mujeres encinta abandonan el Camembert.

Si hay confusión entre las mujeres embarazadas, los medios de comunicación deben asumir una buena parte de culpa, opina Linda Geddes, madres de dos niños y autora de Bumpology, un libro que se vale de los últimos adelantos de la ciencia para relegar a un segundo plano las anécdotas, los mitos y el palabrerío que rodean el tema del embarazo.

“Los periodistas se agarran de cualquier estudio sobre el embarazo porque saben que es un tema que genera interés”, sostiene.

“Muchas veces, se recogen estudios no concluyentes o en sus etapas iniciales y para cuando hay un consenso científico – muchos años más tarde – la historia ya suena demasiado vieja y aburrida para reportar”.

“Al final queda mucha información engañosa y cuando una mujer plantea una inquietud en una búsqueda en Google se encuentra con una gran cantidad de historias de terror”.

Mezcla alarmante

La fuente científica no solo es mal reportada sino que suele aparecer en un guiso de superstición y folclore que varía de país en país.

Por supuesto que paralelamente también se difunde mucho sentido común. Comer hortalizas de hoja verde es algo que recomiendan las culturas tradicionales en todo el mundo. Sin embargo, muchas veces consejos atinados quedan envueltos conjuntamente con ideas que están más cerca de la magia que de la medicina.

En zonas rurales de Nigeria se cree, por ejemplo, que comer caracoles puede hacer que tu bebé sea flojo.

A las mujeres japonesas se les dice que la comida picante puede hacer que el niño tenga mal carácter y en Estados Unidos las marcas de nacimiento pueden ser atribuidas a una madre que le encantan las fresas o los ajíes picantes. En México existe la creencia de que comer huevos puede hacer que el bebé tenga mal olor. En Filipinas, por el contrario, a las mujeres se les recomienda comer huevos crudos antes del parto para ayudar a lubricar la vagina.

La cultura popular china está llena de recomendaciones sobre alimentos que las mujeres embarazadas deben evitar ingerir. Así, comer cangrejo podría hacer que tu hijo sea travieso o que tenga 11 dedos. Beber leche puede aclarar su piel y el calamar puede hacer que el útero sea “pegajoso”.

Medicina tradicional

La doctora Xiao Ping Zhai, quien maneja en Londres una clínica de embarazos y ha sido llamada la “hada madrina de la fertilidad” por su trabajo ayudando a las mujeres a concebir, dice que en su país las supersticiones están desapareciendo rápidamente.

“Algunas de estas ideas son de hace miles de años. No creo que nadie crea en ellas ahora, ni siquiera la generación de mi madre”, le dice a la BBC.

Aunque descarta algunas viejas creencias, Zhai practica la medicina tradicional china. Para una embarazada con un problema clínico particular, Zhai podría prescribir una infusión preparada compuesta de hasta 12 plantas distintas, incluyendo Bay Mao Gen, una hierba parecida al bambú que, se cree, “enfría la sangre” o Huan Qin, que, según dice, puede ayudar a “proteger el embarazo”.

Mitos arraigados

En muchos lugares, como en China, las costumbres populares están lentamente dando paso a la ciencia.

Pero incluso en las sociedades de mayor educación siguen circulando ideas sin evidencia, como puede comprobar cualquiera que pase un tiempo en un foro para madres en internet. Es en las comunidades menos desarrolladas, sin embargo, que la ignorancia y los cuentos de viejas aún causan daño. En partes de Asia, África y América Latina, los tabúes pueden impedir que las mujeres tengan una dieta balanceada y las priva de nutrientes esenciales.

En el estado de Andhra Pradesh, India, a muchas mujeres embarazadas se les dice que alimentos como la papaya y la calabaza son demasiado “calientes” para el bebé. En partes de Gujarat, alimentos como la leche, el yogurt y los bananos son evitados porque son “demasiado fríos”.

Un concepto similar de “caliente” o “frío” está extendido en México donde a muchas mujeres indígenas se les advierte de no comer alimentos nutritivos como tomates, huevos y aguacates. En partes de Tanzania, las mujeres se abstienen de comer carne, temiendo que el bebé pueda asumir las características del animal consumido. La idea de que comer huevos al estar embarazada puede causar esterilidad está muy difundida en toda África.

Muchas comunidades africanas y asiáticas también comparten la creencia errada de que el amamantamiento debería ser aplazado durante varios días después de dar a luz y que el calostro no debería ser dado a los bebés recién nacidos. Esas ideas persisten, le dice a la BBC la profesora Carol Lummi-Keefe, editora del Manual del Embarazo y Nutrición, en parte porque las embarazadas reciben consejos erróneos de personas en las que confían.

“Cualquiera que sea la información de los expertos, para ellas somos unos desconocidos. Ellas contraponen nuestros consejos con los que escuchan de sus madres o suegras”.

Recomendaciones dietéticas

Una forma de superar eso podría ser dándoles a las embarazadas sólidas recomendaciones dietéticas científicas y personalizadas.

Ese es uno de los objetivos del profesor Phil Baker, director del Centro Nacional para el Crecimiento y el Desarrollo en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.

“El objetivo a largo plazo tiene que ser conseguir una prueba de relativamente bajo costo para dar consejos en las partes del mundo donde las complicaciones del embarazo son mayores”.

Baker le explicó que se está poniendo claramente de manifiesto que “el ambiente dentro del útero tiene implicaciones a largo plazo, no solo para el embarazo sino para la salud a largo plazo del bebé y optimizar la nutrición es de importancia crítica”. Esa, señala Linda Geddes, es precisamente la razón por la cual el bombardeo de recomendaciones contradictorias puede ser tan alarmante. “Las mujeres embarazadas son excepcionalmente vulnerables. Muchas veces, es su primer embarazo y están desesperadas por hacer lo mejor para su niño”.

“La idea de que algo pueda hacerle daño al feto es para ellas desoladora. Eso hace que sean vulnerables a vendedores y vulnerables a historias aterradoras”.

El consenso científico está claro: nunca confíes en tu suegra y no creas todo lo que veas en internet.
Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...