Motiva tu inteligencia digestiva - CienciaMedicaCienciaMedicaAldia

Motiva tu inteligencia digestiva


inteligencia digestiva
El Sistema digestivo está compuesto por más de 100 millones de células nerviosas, casi exactamente igual que la cifra existente en toda la médula espinal, estructura que junto al encéfalo (cerebro, cerebelo y tronco encefálico) forma el denominado sistema nervioso central (SNC).

Para la gastroenteróloga, Nashdalish Granda, el aparato gastrointestinal tiene el cometido de aportar al organismo un suministro continuo de agua, electrolitos y elementos nutritivos, para conseguirlo, requiere conducir la comida a lo largo del tubo digestivo mediante movimientos peristálticos, además de secretar jugos digestivos para digerir los alimentos y posteriormente absorber los productos y, finalmente, expulsar los productos de desecho. “Todas estas tareas están bajo control, en mayor o menor grado, conocido como sistema nervioso entérico (SNE) al cual si se quiere se puede llamar cerebro abdominal o segundo cerebro” explica la especialista. Además el sistema nervioso entérico produce sustancias psicoactivas que influyen en el estado anímico, como los neurotransmisores serotonina y dopamina, así como diferentes opiáceos que modulan el dolor.

¿Inteligencia digestiva?

Está demostrado que el sistema digestivo posee una estructura neuronal con la capacidad de producir y liberar los mismos neurotransmisores, hormonas y moléculas químicas que produce el cerebro.

Los psicofármacos que se prescriben de forma masiva para la depresión pertenecen al grupo de los inhibidores selectivos de la receptación de serotonina (sustancia que está presente en las neuronas y realiza funciones de neurotransmisor). Estos medicamentos favorecen la comunicación neuronal, prolongando la presencia activa de la serotonina en el espacio entre dos neuronas antes de ser captada por los receptores –explica la especialista- con esta influencia psicofarmacológica solamente con el 10% de la serotonina cerebral, mediante la modelación de su forma liberada, se consigue mejorar el ánimo del paciente y controlar bien su depresión. Ahora sabemos que tenemos un cerebro intestinal que produce el 90% restante de esta hormona de la felicidad y del bienestar (serotonina).

Come con inteligencia

La gastroenteróloga explica que el plátano posee triptófano esencial para segregar serotonina, así como el chocolate y el pescado, la risa y ejercicio colaboran a liberar endorfinas; en cambio el consumo de gaseosas, alcohol, alimentos con almidón estimulan la depresión y edulcorantes (endulzantes artificiales) que contengan aspartame frenan la producción de serotonina.

La especialista señala que el intestino es también fuente de benzodiacepinas endógenas, que son el principio activo de medicamentos denominados ansiolíticos que se utilizan para dormir, superar el estrés, bajar la ansiedad –asevera Granda- es importante tener el tiempo y la costumbre de “mimar” el intestino, es decir dedicar tiempo para realizar algún ejercicio de relajación abdominal o masajes relajantes porque esto favorece su adecuado funcionamiento y evitar estados depresivos. “El toque de las manos siempre tiene efecto calmante, relajante y a veces curativo” acota.

También los receptores opiáceos (células que captan y potencian el efecto de sustancias como la morfina) que se hallan en el cerebro se encuentran en el intestino. Eso explica el efecto de la morfina y la heroína en el sistema digestivo el cual se observa en pacientes dependientes de opiáceos con estreñimiento crónico. Los malestares digestivos pueden provocar insomnio o falta de descanso, y viceversa, un insomnio o falta de sueño (por estrés, trabajo) puede provocar disfunciones digestivas, añade Granda.

El segundo cerebro

Existen mecanismos homeostáticos que regulan el apetito y el consumo energético, que son controlados por vías de señalización entre el tejido adiposo, intestino y cerebro –explica Granda- este sistema determina a corto plazo, los signos provenientes del sistema gastro intestinal y el sistema nervioso que controlan el apetito para regular tanto el almacenaje como la pérdida de reservas energéticas además de regular los mediadores que censan los depósitos totales de energía.

La ausencia de alguna hormona involucrada en la señalización de este sistema regulador favorece a un desequilibrio energético, propiciando la acumulación de grasa en el organismo y un pobre consumo de la misma, desencadenando el aumento de peso corporal y el desarrollo de obesidad. Para Granda el actual estilo de vida donde la interacción de factores ambientales, las dietas ricas tanto en grasas como en carbohidratos y bajas en fibra asociadas con un alto nivel de sedentarismo, siguen predisponiendo a la población a desarrollar la obesidad.

Top 5 para la higiene alimenticia

La especialista recomienda que para fomentar la inteligencia digestiva se debe:

  • Comer a horas fijas, es muy importante darle una regularidad al sistema digestivo por lo que el hábito de realizar tres comidas principales y dos meriendas es lo fundamental para darle buena salud a nuestro sistema digestivo.
  • Crear un buen hábito evacuatorio, por las múltiples actividades cotidianas olvidamos o no le damos importancia al ir a evacuar, esto se debe hacer mínimo una vez al día y procurar horas fijas preferiblemente antes de salir del hogar.
  • La alimentación debe ser balanceada consumir frutas y vegetales que aportan fibra al sistema digestivo mejorando el tránsito intestinal, además de consumir mínimo ocho vasos de agua al día, sino hay restricción médica por patologías específicas que limitan la ingesta de líquidos.
  • Evitar alimentos irritantes como comino, adobo, sabroceadores, colorantes e infecciones intestinales.
  • El realizar ejercicios contribuye a la salud del intestino no solo como órgano porque colabora con regularizar los movimientos peristálticos, sino que el ejercicio ayuda a liberar endorfinas que favorecen a la felicidad y esto ayuda a mantener el segundo órgano que más inervación tiene feliz.

El sistema digestivo tiene funciones motoras, de absorción, excreción y hormonal sabemos que está sano porque todos estos mecanismos trabajan como una orquesta dando como resultado final una buena nutrición (observada en nuestra piel, cabello, uñas, sangre, control lipídico y glucémico) y buena excreción de los desechos o toxinas de nuestro cuerpo.

Los sonidos intestinales son los movimientos dados por los movimientos peristálticos que en momentos mala digestión o inflamación el movimiento es más fuerte y se hacen perceptibles auditivamente. “El tener una salud digestiva solo requiere de la atención que se le preste y a la educación que se le dé a nuestros intestinos, se debe motivar la inteligencia digestiva para evitar patologías relacionadas”, concluye la gastroenteróloga Nashdalish Granda.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

ciencia medica al dia
»

Si estás amamantando debes cuidarte de la mastitis infecciosa

ShareAmamantando La mastitis infecciosa es la inflamación de la ...

ciencia medica al dia
»

Un aneurisma silencioso que puede causarte la peor cefalea de tu vida

ShareÁguila La mayoría de los aneurismas pequeños no provocan ...

ciencia medica al dia
»

Cómo saber si tienes la testosterona demasiado baja y cómo se trata

ShareTestosterona La testosterona, hormona que en los hombres es ...

ciencia medica al dia
»

Ya sabemos el secreto de los espermatozoides para llegar hasta el óvulo

ShareEspermatozoides Cuando un hombre eyacula en el interior de una ...

ciencia medica al dia
»

Cómo tener una vista de águila

ShareÁguila Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el ...

ciencia medica al dia
»

Una nueva sonrisa con prótesis dentales

SharePròtesis Es necesario sustituir preferiblemente cada pieza ...

ciencia medica al dia
»

Mejorar tu memoria es más fácil de lo que crees

ShareMemoria No necesitas haber nacido como un prodigio para tener la ...

ciencia medica al dia
»

Esto es lo que debes comer para superar la resaca

ShareResaca Estás disfrutando de una cerveza, de unos cocteles o ...

ciencia medica al dia
»

Aprende a cuidar tu ortodoncia

ShareOrtodoncia La mala posición de los dientes es un problema que ...