No te quedes sin aire al dormir


Dormir

El síndrome de apnea-hipopnea (SAHS) es el más frecuente de los trastornos respiratorios que se producen durante el sueño, las personas con sobrepeso y obesidad son las más propensas a sufrirlo. El especialista en neumonología Eduardo Loeb, lo define como episodios repetidos de obstrucción o colapso de la vía aérea superior que tiene lugar mientras la persona afectada duerme, debido a que la vía respiratoria se estrecha, se bloquea o se vuelve flexible, llevando a la fragmentación del sueño, hipoxia intermitente (falta de oxígeno) y un fenómeno de reoxigenación secundario.

Algunos de los síntomas -comenta el especialista- son dolor de cabeza al levantarse, boca seca, pérdida de la memoria o capacidad de concentración, somnolencia diurna e irritabilidad. Por las noches, existencia de ronquidos y pausas durante el sueño, nicturia (levantarse a orinar) y despertares nocturnos por falta de aire.

Dificultades asociadas con el SAHS

Varios problemas se presentan en la persona que padece la enfermedad; Loeb señala que el primero es la familia, quienes generalmente llevan a consulta al paciente por los “ahogos” o pausas respiratorias que sufre mientras se encuentra dormido. El segundo problema es la calidad de vida que se encuentra muy afectada dependiendo de la gravedad de la enfermedad.

Por otro lado, el neumonólogo indica que entre los riesgos a los que se somete el paciente se encuentran los fenómenos cardiovasculares como hipertensión, enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular, arritmias, muerte súbita, crecimiento de las cavidades cardíacas e insuficiencia cardíaca. Asimismo pueden aparecer complicaciones como la aterosclerosis, resistencia a la insulina, disminución de la líbido y accidentes laborales o de tránsito.

Diagnóstico completo

Según el especialista, el diagnóstico debe estar enmarcado bajo una serie de exámenes, dentro de los cuales se encuentra la prueba de sueño, también llamada polisomnografía o poligrafía cardio-respiratoria. En ella se realizan (con el paciente dormido) registros de:

• Flujo del aire por nariz y boca.
• Esfuerzo ventilatorio torácico y abdominal.
• La oxigenación sanguínea.
• La frecuencia cardiaca.
• Los ronquidos.
• Las fases del sueño (de ser posible).

Además de diagnosticar el trastorno -agrega Loeb- este estudio permite clasificar la severidad del SAHS según el número de pausas respiratorias, la duración de éstas, la desoxigenación que producen y su asociación con la frecuencia cardiaca.

Para aliviar los síntomas

El tratamiento de elección es sin duda el soporte ventilatorio no invasivo, señala el especialista; éste no es más que una máquina o aparato portátil que expulsa aire a presión y que está conectada a un tubo con una mascarilla conocido como CPAP (por sus siglas en ingles presión positiva continua de la vía aérea o BiPAP que genera dos presiones).

Para mejorar la calidad de vida de los pacientes con SAHS, el especialista recomienda una serie de medidas como evitar ingerir bebidas alcohólicas y medicamentos que relajen el sistema nervioso central, bajar de peso, dormir de lado y dejar de fumar.

“Es de vital importancia reconocer y tratar esta enfermedad, considerando los riesgos cardiovasculares descritos, la calidad de vida y los peligros laborales o de tránsito que padece el paciente que la sufre”, finaliza el especialista en neumonología Eduardo Loeb.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

La espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer

ShareLa espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer Los ...

»

Estos son los siete órganos que no necesitas para sobrevivir

ShareEstos son los siete órganos que no necesitas para ...

»

Que tu vista no se canse

ShareQue tu vista no se canse En las últimas décadas, especialmente ...

»

¿Bebé prematuro? Chequea su visión

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Por qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más compleja de lo que parece

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Cuatro maneras de no pelearse con las personas

ShareCuatro maneras de no pelearse con las personas Caerle bien a ...

»

Las subidas de tensión afectan tu visión

ShareLas subidas de tensión afectan tu visión La hipertensión ...

»

Crianza respetuosa para niños saludables

ShareCrianza respetuosa para niños saludables Crianza respetuosa ...

»

Desnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en América Latina

ShareDesnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en ...