¿Pastillas para la insulina o para adelgazar?


Adelgazar

La Metformina es un medicamento que puede conseguirse con diversos nombres comerciales. Aunque es indicado a pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2 y otros padecimientos, últimamente se ha convertido en una moda que muchas personas sanas están empleando para bajar de peso, incluso sin prescripción de un especialista.

La internista, Lila Paz, destaca que la Metformina ha sido aprobada por como una alternativa para diabéticos, pero no para adelgazar. Sin embargo, se ha determinado que su ingesta diaria tiene otros efectos positivos en algunos individuos, como reducción de acné, pérdida de peso, normalización del ciclo menstrual, disminución en probabilidades de aborto involuntario y mayor posibilidad de quedar embarazada en mujeres con síndrome de ovario poliquístico.

Explica que propiamente es un sensibilizador a la insulina, es decir, baja el azúcar en sangre mediante el incremento de la sensibilidad del músculo, la grasa y el hígado a la hormona.

¿Cómo funciona?

La especialista señala que este fármaco antidiabético puede bajar el nivel de glucosa, es decir, del azúcar simple obtenida básicamente a través de la alimentación y almacenada por el hígado. A su vez, alega que la Metformina aumenta la sensibilidad a la insulina (hormona producida por el páncreas, en el aparato digestivo, cuya función es favorecer la circulación de la glucosa en el torrente sanguíneo, para que penetre en las células y sea empleada como energía).

Todo este proceso – indica Paz- altera el apetito y puede disminuir la tendencia a comer en exceso. Por ende, uno de los efectos de tomar Metformina, puede ser el adelgazamiento, aunque no es considerado como un beneficio primario.

¿Adelgaza por sí solo? ¿Cuándo se recomienda tomarlo?

Si el paciente sufre de diabetes tipo 2, síndrome de ovarios poliquísticos o resistencia a la insulina, probablemente esté luchando para combatir el sobrepeso, pues son condiciones características de estos problemas de salud. En estos casos –señala la internista- algunos médicos recomiendan Metformina para regular los niveles de insulina en el organismo.

Paz advierte que si el paciente ingiere alimentos que aumentan precipitadamente el nivel de glucosa en el torrente sanguíneo, poco efecto hará el tratamiento en beneficio de la pérdida de los kilos de más. Es decir, el rápido aporte hace que el cuerpo produzca insulina antes de que la Metformina pueda hacer su trabajo.

Por otra parte, no todas los estudios han demostrado que este antidiabético oral permita la pérdida de peso por sí solo, aunque sí se ha confirmado que ayuda a mantenerlo, afirma la especialista.

¿En qué dosis se recomienda ingerirlo?

En sus diversas marcas comerciales, la Metformina viene en presentación de 500 miligramos, 850 mg y 1000 mg. Además, existen unas de liberación prolongada –explica Paz- las cuales están diseñadas para que la persona tome una sola píldora al día, en el desayuno acompañado de carbohidrato, para evitar bajos niveles de glicemia.

En general, se sugiere iniciar con una dosis baja para preparar al organismo ante los posibles efectos secundarios (malestares estomacales pueden afectar los primeros 15 días) y aclara que la dosis máxima a tomar oscila entre 1500 a 2000 mg diarios.

¿Cualquier persona puede tomar Metformina?

Según Paz, aunque el antidiabético es de venta libre en las farmacias de Venezuela, siempre debe ser recetado por un médico, sobre todo los internistas y endocrinólogos, quienes se encargan de evaluar el sistema metabólico y a partir de allí recetar medicamentos que el organismo realmente requiera para su buen funcionamiento.

En el caso de los niños con resistencia a la insulina y obesos, pueden tomar Metformina a partir de los 10 años, siempre y cuando el especialista lo sugiera. Además, indica que este medicamento puede llegar a ser tomado de por vida, si así el paciente lo requiere. Por eso, el médico deberá recetarlo mínimo por tres meses y hacer controles periódicos semestrales con exámenes.

Aclara que la píldora está contraindicada en individuos con insuficiencia renal y cardíaca, mal funcionamiento del hígado, estados de déficit de oxígeno severo e intoxicación alcohólica aguda.

Además, la descontrolada ingesta de este medicamento, podría causar efectos adversos – explica la médico internista- como: problemas digestivos y otros más graves, que pueden aparecer y desaparecer, o bien, perdurar en el tiempo. En ese sentido, es importante que indique a su médico si se siente identificado con los siguientes síntomas, luego de iniciar el tratamiento:

– Náuseas.
– Diarrea.
– Dolor de estómago e inflamación.
– Estreñimiento.
– Acidez estomacal.
– Gases.
– Dolor en los músculos en general.
– Cefaleas (dolor de cabeza)
– Cambios en las uñas o en la piel.
– Dolor en el pecho.
– Acidosis láctica: aunque se presenta en raras ocasiones, es una consecuencia grave, caracterizada por molestias de debilidad general asociada a la acumulación de ácido láctico en la sangre. Ocurre con factores de riesgo como insuficiencias renal, cardíaca o hepática.

Por otra parte, si el paciente toma regularmente Metformina y necesita someterse a una intervención quirúrgica, es importante que informe a su médico. La internista advierte que en estos casos, se recomienda suspender su ingesta al menos 48 horas previas a la entrada al quirófano, con el fin de reducir riesgos o complicaciones, como hipotensión, shock séptico o bajos niveles de presión arterial.

¿Es seguro tomar el medicamento durante el embarazo?

Paz recuerda que la Metformina se recomienda en pacientes con síndrome de ovarios poliquísticos o las que tienen inconvenientes para ovular correctamente, por eso si la paciente logra concebir un embarazo, es probable que no suspenda su ingesta. De esta manera, se evitarían abortos espontáneos durante el primer trimestre, preeclampsia (altas cifras de tensión) y el posible desarrollo de diabetes gestacional. Además, ayuda a prevenir el sobrepeso en el bebé.

No obstante, es importante que la mujer advierta a su ginecobstetra acerca de los medicamentos que normalmente consume, pues aunque ofrece beneficios, se debe estar alerta a posibles efectos secundarios, muy similares a los registrados en otro tipo de pacientes.

“Lo más importante es mantener un estilo de vida saludable, actividad física constante y alimentación balanceada, aunado a un control médico, para evitar no solo el sobrepeso, sino las condiciones que desencadenan los kilogramos de más y el exceso de grasa en el organismo”, finaliza la médico internista Lila Paz.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Trampas del amor, cómo escapar de las relaciones destructivas

ShareTrampas del amor ¡Oiga doctor, esto del amor es algo muy ...

»

Estudio muestra que la expectativa de vida superaría los 90 años para 2030

ShareManchas blancas en los dientes La investigación revela que ...

»

¿Las preparaciones caseras para los bebés son más saludables?

Sharepreparaciones caseras bebes Los bebés alimentados con ...

»

Ortodoncia preventiva, corrige tu hijo a tiempo

ShareOrtodoncia preventiva Las malposiciones de los dientes son ...

»

¿Qué es el gliobastoma, el cáncer que le diagnosticaron a John McCain?

ShareGliobastoma El senador de Estados Unidos John McCain fue ...

»

La OMS emitió la lista de las bacterias más peligrosas del mundo

Sharela oms La agencia de salud de las Naciones Unidas aseguró que ...

»

Arregla tus dientes y corrige tu postura

Sharearregla tus dientes El equilibrio y buen funcionamiento de ...

»

¿Manchas blancas en los dientes? Aprende a eliminarlas

ShareManchas blancas en los dientes En la búsqueda por disminuir o ...

»

Beber agua en las comidas y huir de las bebidas azucaradas: claves para una correcta hidratación

ShareHidratación En verano es fundamental prestar atención a la ...