Pautas para un corazón octogenario - CienciaMedicaCienciaMedicaAldia

Pautas para un corazón octogenario


Pautas para un corazón octogenario
Con la intención de superar las limitaciones de las enfermedades vinculadas a una determinada edad, hacerse mayor supone aceptar el peligro de padecer ciertas enfermedades. Sin embargo, las nuevas amenazas que puedan surgir no deben hacer olvidar otras causas por las que la salud puede verse dañada.

Una de esas causas son las enfermedades cardiovasculares que se han situado como el principal factor de mortalidad entre las personas mayores de 65 años, causando hasta el 45% de los fallecimientos en estas edades. Ello hace que la prevención en salud deba ser igual o superior en las personas mayores de 80 años, las cuales suponen el 5,7% de la población, ya que estas patologías además del peligro de fallecimiento pueden limitar la independencia funcional y cognitiva del paciente.

Pautas para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Las recomendaciones consensuadas en la reunión anual de la Sociedad Española de Cardiología, persiguen el objetivo de “preservar al máximo su capacidad funcional y cognitiva, y asegurar la mejor calidad de vida del anciano”, según el doctor Manuel Martínez–Sellés, presidente de la sección de cardiología geriátrica de la SEC.

Dentro de cada una de las pautas recomendadas se tienen en cuenta dos grupos de personas mayores de ochenta años.

El primero goza de una mayor calidad en su salud debido a una esperanza de vida superior a los tres años, la ausencia de otras enfermedades o la posesión de una buena capacidad funcional y cognitiva.

Por su parte, el segundo grupo hace referencia a personas con mayores riesgos sanitarios debido a su menor esperanza de vida así como debido a otras enfermedades o la aparición de demencia moderada o grave.

Modificación del estilo de vida. Esta pauta es recomendada sobre todo con respecto al primer grupo, cuya mejor condición permite incorporar pequeños cambios en los hábitos de vida que posibilitan mejorar su estado general de salud:

  • Eliminación del consumo de tabaco.
  • Individualización de la dieta.
  • Realización de ejercicio físico.

En el caso de las personas mayores incluidas en el segundo grupo, cuya calidad y esperanza de vida es menor, el impacto de estos elementos sobre su salud deben ser valorados por un médico.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Melanoma, el cáncer de piel más agresivo

ShareMelanoma Se suele decir que la piel tiene un efecto memoria ...

»

Nomofobia: esclavos del móvil

ShareNomofobia Miedo a no estar conectado, angustia a dejarse el ...

»

Banda gástrica virtual: adelgaza con terapia

ShareAdelgazar La necesidad de sentirse o verse bien, hace que muchos ...

»

Artritis: la clave en el diagnóstico oportuno

ShareArtritis Las enfermedades reumáticas constituyen una causa ...

»

Correr podría hacerte hasta 9 años más joven

ShareCorrer Investigadores de la Universidad de Brigham Young ...

»

Las sustancias radiactivas que hay naturalmente en tu comida

ShareSustancias Radiactivas Vivimos en un mundo radiactivo y todos ...

»

Aprende a identificar la “fealdad imaginaria”

ShareFealdad Si algo caracteriza a los venezolanos, es nuestra ...

»

Disfruta al máximo tu sexualidad durante la andropausia

Shareandropausia Tanto los hombres, como las mujeres tienen su etapa ...

»

Conoce la prediabetes y aléjate de ella

SharePrediabetes Es común ver actualmente en la sociedad personas ...