¿Problemas con tu dedo pulgar?


¿Problemas con tu dedo pulgar?
Si constantemente presentas una molestia en el pulgar o en la base del dedo, en especial al inicio del día, además de inflamación, tumefacción (protuberancia) y alteración de la movilidad que te impide extenderlo o doblarlo, puede tratarse de una tenosinovitis estenosante.

El Traumatólogo y cirujano de la mano, Richard León, señala que la tenosinovitis estenosante, también conocida como “dedo en gatillo”, es una condición dolorosa que aqueja a las poleas y tendones que flexionan los dedos de la mano. Puede afectar a varios dedos, aunque los más frecuentes son el pulgar y el anular.

En la tenosinovitis estenosante cuando el paciente flexiona o extiende el dedo comprometido se produce un bloqueo o contractura en la flexión o extensión secundaria de la articulación interfalángica proximal (IFP) aquella que se encuentra inmediatamente distal a los nudillos, agrega León.

Posibles causas

Las causas de esta condición son muy diversas -indica el traumatólogo- sin embargo, enfermedades como artritis reumatoide, gota, diabetes o enfermedad renal pueden estar asociadas con síntomas de dedo en gatillo, asimismo puede deberse a ciertas lesiones, traumatismos o sobrecarga.

Conoce los signos y síntomas 

Según el traumatólogo, de acuerdo al grado en que se encuentra la tenosinovitis se pueden presentar los siguientes síntomas:

– Dolor intenso en la mano.
– Dificultad para mover la articulación.
– Sensibilidad acompañada de dolor en la articulación.
– Enrojecimiento.
– Inflamación de la articulación.
Tratamientos disponibles

El objetivo del tratamiento es mejorar el dolor, la mecánica del dedo y eliminar los bloqueos, indica León. Se comienza con un tratamiento conservador, aplicando hielo local, antiinflamatorios, férulas nocturnas y kinesiología. Se deben modificar posturas laborales, adecuar herramientas, respetar tiempos de descanso, mantener una correcta hidratación, evitar sobreesfuerzos y realizar ejercicios suaves de elongación. También se pueden aplicar inyecciones con corticoesteroides sobre la polea afectada.

Solución inmediata

El tratamiento quirúrgico se considera cuando no existe respuesta con los tratamientos anteriores -señala el especialista- generalmente es una cirugía ambulatoria bajo anestesia local, cuyo objetivo es abrir la primera polea de tal forma que el tendón se pueda deslizar libremente.

La ventaja de la cirugía es que la movilidad activa del dedo comienza inmediatamente después de la cirugía, recuperando el uso normal de la mano una vez que ceden las molestias propias de la operación (aproximadamente a las tres o cuatro semanas) algunos pacientes manifiestan dolor, molestias, incomodidad e inflamación; sin embargo, algunas veces es necesario hacer fisioterapia de mano para lograr una función óptima, finaliza el traumatólogo Richard León.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

La espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer

ShareLa espiritualidad facilita la convivencia con el cáncer Los ...

»

Estos son los siete órganos que no necesitas para sobrevivir

ShareEstos son los siete órganos que no necesitas para ...

»

Que tu vista no se canse

ShareQue tu vista no se canse En las últimas décadas, especialmente ...

»

¿Bebé prematuro? Chequea su visión

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Por qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más compleja de lo que parece

SharePor qué la manera en que una madre le habla a su bebé es más ...

»

Cuatro maneras de no pelearse con las personas

ShareCuatro maneras de no pelearse con las personas Caerle bien a ...

»

Las subidas de tensión afectan tu visión

ShareLas subidas de tensión afectan tu visión La hipertensión ...

»

Crianza respetuosa para niños saludables

ShareCrianza respetuosa para niños saludables Crianza respetuosa ...

»

Desnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en América Latina

ShareDesnutrición y diabetes propician tuberculosis infantil en ...