Problemas maxilares Vs dieta blanda del bebé


dieta blanda del bebé
Kemberling Rodríguez
 Kemberling Rodríguez 
La aparente practicidad y el auge en la industrialización alimentaria, entre otros factores, han ocasionado que algunos padres proporcionen a sus hijos una dieta que además de ser poco balanceada, cada día es de consistencia más blanda, incluso le suministran a los niños productos alimenticios líquidos como sustituto de los nutrientes que requieren para su crecimiento.

La odontóloga, Bianca Bohórquez, alerta sobre cómo el acelerado ritmo de vida de los papás y de la dieta moderna, puede influir desfavorablemente en el crecimiento de los maxilares, causando que estos no crezcan lo suficiente y causen malposiciones dentales y esqueléticas. “Estas comidas son más fáciles de masticar por su consistencia blanda, lo que requiere menos actividad muscular, indispensable para estimular el crecimiento de los huesos de la cara”, explica.

Otra de las desventajas de los excesos en las dietas líquidas o blandas es que no ocurre la buena alineación dental, ni la relación entre el maxilar y la mandíbula, pudiendo generar incluso problemas graves que requieran para su corrección una cirugía ortognática, advierte la especialista.

Bohórquez explica que está asociado a la falta del crecimiento de los maxilares, y la disminución en el desarrollo del tercio medio de la cara, viendose comprometida la forma de los senos maxilares y paranasales, disminuyendo el paso de aire y generando así enfermedades respiratorias y obstrucción nasal recurrente.

Cómo evitar daños en los maxilares?

Bohórquez señala que para favorecer el crecimiento adecuado de los maxilares, es necesario proporcionarle al niño una dieta balanceada, con alimentos de consistencia fibrosa y densa, que requieran de esfuerzo para ser masticados y convertidos en bolo alimenticio y, de esta manera, generar el estímulo neuromuscular que guía el crecimiento del maxilar y la mandíbula a su tamaño adecuado para permitir el desarrollo de la dentición de forma adecuada y equilibrada.

No podemos olvidar que nuestros dientes fueron diseñados para cortar, desgarrar y triturar -añade la odontóloga- las carnes, en especial las rojas, vegetales crudos como la zanahoria, frutas fibrosas como el coco, el mango, la manzana, el durazno, entre otros, son los más recomendables para los pequeños de la casa. “Los alimentos cocidos pueden servirse tostados o crujientes para generar el trabajo masticatorio necesario para el desarrollo de los maxilares”, añade.

Atentos con la masticación

La experta considera el hábito de la masticación más que una conducta de supervivencia una conducta aprendida, es una función para la que hace falta entrenamiento, que comienza con la aparición; de los primeros dientes temporales en boca (entre los 6 y los 8 meses de vida del lactante).

A esa edad se le debe ofrecer una dieta semisólida y evitar suministrarle solo sopas licuadas, papillas o teteros, para irlo habituando al proceso de masticación -explica Borquéz- a medida que el niño crece se deben ir incorporando alimentos fibrosos, sólidos y densos que generan la actividad muscular que permite un desarrollo adecuado de los maxilares y de la cara.

Las opciones de tratamiento

La odontologa afirma que para el tratamiento en los casos donde los dientes temporales o en proceso de recambio se encuentran apiñados o desalineados, dependiendo del grado de desequilibrio, su corrección puede requerir el uso de aparatos de ortopedia funcional de los maxilares, para estimular el correcto desarrollo del maxilar y la mandíbula. “Aquellas personas que no han sido tratadas de forma temprana y esté completo el recambio dental, deberán ser estudiados para su corrección ortodóntica o quirúrgica”, finaliza la odontóloga Bianca Bohórquez.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...