Seís formas de prevenir el dolor de estomago


dolor de estomago
Te ocurre a menudo: especialmente después de comer, tu estómago empieza a gruñir por la oficina y te pasas media tarde con unos ardores insoportables. No estás solo. Cada vez más personas padecen problemas de hinchazón de estómago y desconocen a qué se deben los rugidos intestinales que le impiden hacer vida normal.

Esta incómoda y dolorosa molestia se traduce en la sensación de estar llenos y notar una fuerte presión en la boca del estómago y el abdomen, como consecuencia de la acumulación de gases en el intestino delgado. El cuerpo nos pide evacuar para deshincharse y surgen los desagradables y poco corteses gases… Por tu salud –y, llegados a este punto, la de las personas que te rodean–, tienes que que acabar con este mal, y no hace falta que tomes ninguna medicación, simplemente tienes que introducir una serie de hábitos en tu dieta y estilo de vida que apenas alterarán tu rutina y acallarán los rugidos de tu tripa.

Come despacio

Te lo dijo tu madre cientos de veces, pero ignoraste su advertencia desde la infancia, y así te va. Hay que masticar bien la comida y tragarla una vez esté deglutida. Ten en cuenta que los alimentos tardan lo suyo en digerirse. Tragar demasiado rápido puede conllevar que ingieras demasiado aire en cada bocado rellenando tu estómago de gas y sobrecarga el sistema digestivo. Los expertos recomiendan invertir un mínimo de 20 minutos en cada plato. Si tardas menos, a parte de estar dando claras señales de tener un problema de ansiedad, lo estás haciendo mal.

No te dejes llevar por la pereza

“La mayoría de nosotros tenemos la costumbre de sentarnos después de una comida, lo que hace que se ralentice el proceso de digestión”, explica Abhinav Verma en ‘Hindustan Times’. Habrás escuchado aquello de ‘voy a darme un paseo para bajar la comida’; empieza a hacerlo porque la mejor forma de evitar los dolores de estómago es mover el cuerpo para que el sistema digestivo trabaje adecuadamente. Tampoco tienes que ir al gimnasio cada tarde –aunque sería fantástico–, con darte un paseo y caminar será suficiente.

Controla la sal

Los alimentos con un alto contenido de sal, como los procesados, son también responsables de la sensación de hinchazón. Son sabrosos, pero hacen que retengamos líquidos por lo que nuestro estómago se resiente y llena de gases. No es necesario que abandones por completo determinados caprichos pero, como recomiendan los nutricionistas, deberías revisar la etiqueta nutricional y asegurarte de que lo que comes tiene una cantidad de sodio inferior a los 500 miligramos por porción.

Mejora tu dieta

En muchas ocasiones el malestar estomacal se debe a que hay algún alimento que nos sienta mal. Si te ocurre a menudo, trata de identificar qué es lo que te produce retortijones y gases, y si no encuentras al responsable rápido, acude al médico para que te realicen las pruebas necesarias y determine a qué producto o ingrediente eres intolerante. No obstante, mantener una dieta equilibrada y saludable, con frutas y verduras y alimentos poco grasos, es la clave para que nuestro sistema digestivo se mantenga en plena forma. Prueba a incluir en tu dieta té de menta, que tiene un efecto relajante y ayuda a aliviar los gases, y yogur, cuyas bacterias refuerzan el intestino y favorecen una correcta digestión.

Chicle y refrescos, los peores aliados

La goma de mascar y las bebidas carbonatadas pueden causar estragos en tu estómago. Como advierte Verma, “la efervescencia de los refrescos gaseosos puede derivar en que el gas quede atrapado en el estómago”, lo que se traducen en hinchazón, malestar y dolores de estómago fácilmente evitables. Por otra parte, y aunque masticar chicle antes de la comida incrementa la secreción de saliva ayudando a reducir los niveles de acidez en el estómago, hacerlo en exceso puede hacer que traguemos más aire de lo normal y sin darnos cuenta rellenemos tu panza de gas.

Evita el estreñimiento

El estreñimiento es una de las principales causas de sentir el vientre hinchado, y una dieta baja en fibra suele ser la responsable de tus escasas visitas al señor Roca. Eso sí, tampoco te excedas en la solución: introducir demasiada fibra en tu dieta puede derivar de nuevo en el tedioso malestar estomacal. Con tomar un kiwi o unos frutos secos como aperitivo puede ser suficiente. Otra razón responsable de que padezcas estreñimiento es la falta de ingesta regular de agua: bebe al menos un litro y medio diario y notarás como se regula tu intestino.

Fuente: El Confidencial

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

En algunos casos de cáncer de próstata esperar es el mejor tratamiento

Share En algunos casos de cáncer de próstata esperar es el mejor ...

»

Un estudio descubre que el sexo afecta el proceso del envejecimiento

Share Un estudio descubre que el sexo afecta el proceso del ...

»

NO es solo ASMA podría ser la EPID

Share NO es solo ASMA podría ser la EPID Según la OMS ...

»

Vive la menopausia sin complejos

Share Vive la menopausia sin complejos Todas las mujeres a partir ...

»

Hacer ejercicio podría ayudar a prolongar la vida tras un diagnóstico de cáncer

Share Ejercicio tras diagnóstico de cancer Al menos 2,5 horas de ...

»

El apocalipsis de los antibióticos: Médicos alertan sobre la resistencia a los medicamentos

Share El apocalipsis de los antibióticos Distintos expertos, ...

»

Vigila tu embarazo de principio a fin

Share Vigila tu embarazo de principio a fin Cuando sospeches que ...

»

No rompas fuente antes de tiempo. Evita una RPM

Share No rompas fuente antes de tiempo. Evita una RPM El líquido ...

»

¿Es cierto que la menstruación se sincroniza cuando las mujeres viven juntas?

Share ¿Es cierto que la menstruación se sincroniza cuando las ...