ciencia medica al dia

Si estás amamantando debes cuidarte de la mastitis infecciosa


Amamantando

La mastitis infecciosa es la inflamación de la glándula mamaria provocada por gérmenes bacterianos, hongos o virus. Se presenta casi exclusivamente en las mujeres, especialmente en aquellas que están el período de lactancia. Por lo general, la mastitis afecta a una sola glándula mamaria, pero ocasionalmente puede afectar a ambas.

¿Cómo se produce?
El emergenciólogo – intensivista Rubén Dario Conde, explica que la mastitis ocurre cuando un conducto galactóforo (conducto mamario) se obstruye, o se agrieta la piel alrededor del pezón. Ambas situaciones permiten que entren bacterias e infecten el tejido glandular.

Conoce cuáles son sus síntomas
El especialista señala que entre los síntomas de la mastitis se pueden encontrar: fiebre, fatiga, náuseas, vómitos, dolores, escalofríos u otros síntomas similares al resfriado; enrojecimiento, sensibilidad o inflamación de la mama, sensación de ardor en la glándula mamaria; presencia de pus que pudiera drenar por el pezón o un abultamiento que se siente endurecido en la mama, ganglios linfáticos inflamados en la axila o encima de la clavícula. Por otra parte, entre las causas de ésta enfermedad se destacan: el embarazo, la lactancia, tuberculosis, erupciones cutáneas y con menor frecuencia, se puede deber a cáncer de seno.

Factores de riesgo:
-Usar un sostén o prenda de vestir que sea demasiado ajustada
-Omitir la lactancia
-Presión en las mamas causada por: dormir boca abajo, sostener la mama demasiado ajustada durante la lactancia o permitir que el bebé duerma sobre la mama.
-Hacer ejercicio sin un sostén de apoyo
-Permanencia prolongada de la leche en la mama, incluyendo: dentición del bebé (la salida de los primeros dientes del bebé), uso de un pezón artificial o chupón, quitarle el pecho al bebé abruptamente.
-Defensas bajas
-Psoriasis u otras condiciones cutáneas que afectan al pezón
-Uso de esteroides
-Cirugía o implantes de mamas
-Tabaquismo

De varios tipos
La mastitis se clasifica en primer lugar según su localización – explica el especialista – la mastitis superficial, es aquella que se produce en la dermis y la mastitis intramamaria que se localiza en el mismo tejido glandular o en el tejido conectivo del pecho.
En segundo lugar, según el agente causal, donde tres tipos de gérmenes pueden producir inflamación infecciosa de la glándula mamaria. Con mayor frecuencia son las bacterias, pero también, aunque menos frecuente se involucran hongos o virus.

Conde señala que con un tratamiento oportuno, apropiado y adecuado de la mastitis y del absceso mamario, la recuperación debería ser completa y habitualmente puede esperarse una función normal del pecho en subsiguientes lactancias. Actualmente se dispone de tratamientos como el uso de antibióticos, quirúrgico e inmunoterapéutico.

Prevención durante la lactancia
-Asegúrate de que el bebé termine el primer pecho antes de ofrecerle el siguiente.
-Evita que los pechos se llenen demasiado.
-Amamanta exclusivamente durante los primeros 6 meses.
-No comprimas los pechos con ropa, bolsos pesados o con la mano.

Una solución eficaz
El emergenciólogo- intensivista acota que en todos los casos de mastitis atendidos en su consulta ha logrado la erradicación bacteriana en un 100%, gracias a la aplicación del tratamiento inmunoterapeútico con la autovacuna desarrollada por el Dr. León Hernández Sánchez, decano de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la Universidad de Los Andes y LADIMICA (Laboratorio de Investigaciones Microbiológicas).
Si presentas algunos de los síntomas descritos antes, durante o después de la lactancia, debes acudir de inmediato al obstetra o mastólogo quienes te orientarán en las medidas a seguir para tratar la enfermedad, finaliza el emergenciólogo – intensivista Rubén Dario Conde.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...