ciencia medica al dia

Tips para incrementar tu salud ocupacional y laboral


Siéntase bien. Todos, quien más o quien menos vivimos casi al borde de la resistencia. Trabajamos mucho, dormimos poco, comemos mal y rápido, fumamos o bebemos y por si fuera poco nos amargamos más de lo que deberíamos. ¿Podemos cambiar ese estilo de vida? ¿Cómo puedes mantenerte con salud y energía? Es más fácil de lo que piensa. Aquí le presentamos unos tips que sin duda le ayudarán a lograrlo.

Una buena higiene postural
Miles de personas sufren de molestias crónicas en la espalda, sobre todo quienes por su trabajo viven sobre exigidos. La causa más común de los malestares en la espalda es el prolongado sobre estiramiento de los ligamentos dorsales derivados de las malas posturas que solemos adoptar; no solamente cuando se está parado o sentado estáticamente, sino también debido a los biomecanismos de sentarse, pararse, caminar, levantar peso y dormir. Por ejemplo manejar con la pierna derecha sobre estirada para alcanzar el acelerador en vez de acercar el asiento para flexionar levemente la rodilla y así eliminar la tensión.

Algunas actividades tienen más riesgo para la espalda, tales como inclinarse frecuentemente o escribir en la computadora. Mejorar algunas posturas ayuda a evitar el dolor en la espalda, por ejemplo cuando flexionamos las rodillas manteniendo la espalda recta si tenemos que levantar un objeto del suelo, o nos ponemos las medias levantando el pie, antes que hacerlo inclinados. Si debemos permanecer mucho tiempo de pie en una misma posición se aconseja tener un pequeño taburete para apoyar un pie alternándolo con el otro, para mitigar la lordosis.
Para quienes no pueden dedicarle un tiempo determinado a su espalda por lo exigente de su trabajo, les mostramos unos ejercicios sencillos que pueden realizar en la oficina en solo breves minutos y así aliviarla tensión y rigidez del cuello provocada por pasar largas horas frente a una computadora:

-1.- Siéntese con la columna vertebral derecha y la cabeza erguida, mirando adelante y con los brazos descansando sobre el escritorio, permanecer relajado y libre de tensión como si flotara sobre el agua.
-2.- Deje caer suavemente la cabeza hacia adelante y hacia atrás, inhale al ir hacia atrás y exhale al bajarla, relaje los músculos faciales y la lengua. Repita cinco veces.
-3.- Gire la cabeza hacia la derecha sin mover los hombros, luego a la izquierda, exhale cuando gire a los lados, inspire al volver al frente. Repita la serie el tiempo que necesite.

Relajando hombros y cervicales:
1.- Sentarse en la punta de la silla con la espalda recta, los pies apoyados en el suelo y descalzos deben estar paralelos. Tome con ambas manos el respaldo de la silla.
2.- Estire los brazos y arquee la columna, llevando la cabeza hacia atrás. Luego, lentamente regrese a la postura inicial. Repita dos veces.

Para descansar la vista:
Este ejercicio es ideal para evitar el cansancio de la vista y dar un poco de energía a los ojos.
1.- Sentado con la columna vertebral recta frote sus manos hasta que sienta una agradable sensación de calor.
2.- Con los codos apoyados sobre un libro, apoye las palmas de sus manos sobre los ojos, por algunos segundos.

AGUA: elemento indispensable
Una provisión continua de agua es necesaria para todos los seres vivientes, el hombre puede vivir hasta seis semanas sin alimento, pero sólo unos pocos días sin agua. El agua constituye entre el 60% al 70% del peso total del cuerpo, (una persona de 70 kg. = 40 kg. son de agua) los órganos que acumulan mayor cantidad de agua son el riñón con 83%, el cerebro con 80%, y los músculos con 75%. De allí la importancia de mantener bien hidratado nuestro cuerpo especialmente si hacemos trabajos intelectuales o que exijan esfuerzo muscular.

Estudios realizados en Harvard University sobre el control de la fatiga en los atletas pudo relacionarla con el consumo de agua, cuando no se consume suficiente agua, el organismo trabaja con esfuerzo y más lentamente, ya que la eliminación de los tóxicos de desperdicio del metabolismo se realiza por medio del agua. ¿Cuánta agua requerimos diariamente? Si tuvieras que beber toda el agua que necesitas tendría que tomar 40.000 lts diarios, pero el cuerpo está constantemente reciclando los líquidos y sólo necesita 8 vasos por día. El agua alivia la fatiga física y mental muchos dolores de cabeza se alivian tomando un vaso de agua cada 10 minutos.

Las personas que trabajan en computadoras requieren más agua por que las lágrimas lubrican los ojos y arrastran las células muertas y el polvo. Sin lágrimas los ojos se resecan y se inflaman.
Condiciones que elevan el requerimiento de agua: fiebre alta trabajo físico fuerte o cualquier actividad que aumente la transpiración (sudor), catarro común, aire seco, vómitos, diarrea, la lactancia, dieta alta en proteína, comer mucha sal o azúcar aumenta el trabajo de los riñones.
Manténgase hidratado tome el agua que su organismo necesita para funcionar a cabalidad.

REDUCIENDO EL ESTRÉS
Se define el estrés como un conjunto de reacciones fisiológicas y psicológicas que tiene el organismo cuando se lo somete a fuertes demandas. Es necesario que ante cualquier proyecto o trabajo a realizar exista cierta tensión que sirva de estímulo para alcanzar un buen rendimiento que nos asegure el éxito, ahora bien cuando la tensión es superior a lo que podemos soportar, nos estresamos, el rendimiento baja y la situación puede hacerse explosiva.
Cuando esto ocurre se desatan una serie de mecanismos fisiológicos y psicológicos con reacciones tales como: espasmos arteriales con riesgo aumentado de sufrir una crisis cardíaca; disminuyen las defensas orgánicas y se hace el individuo vulnerable a infecciones, pueden aparecer crisis de colitis o gastritis y otra serie de reacciones orgánicas que nos afectan.

Algunos consejos que le ayudaran a combatir el estrés: Salga algunos minutos del ambiente de la oficina. Un poco de aire fresco despeja la mente dando nuevas energías. Durante el almuerzo trate de consumir suficiente vitamina C en forma de jugos naturales, que le aumentarán las defensas para vence las infecciones, use las técnicas de relajación que le recomendamos anteriormente.

Para finalizar le recordamos el sabio consejo de nuestro Señor Jesús: No os acongojéis por el día de mañana; porque el día de mañana traerá su fatiga. Basta al día su afán. Evangelio de San Mateo: Capítulo 6. Verso 34. Y que Dios les bendiga.

Dra. Dagne de Santeliz.
Médico en Salud Pública, Magister en Nutrición y Dietética.
Salud Ocupacional y Laboral

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...