Triglicéridos y colesterol


Triglicéridos y colesterol
La obesidad, el sobrepeso, la alimentación rica en grasas saturadas y el sedentarismo son los principales causantes de enfermedades cardiovasculares en los adultos, y si este estilo de vida es llevado por niños, también correrán el riesgo de padecerlas debido al desarrollo de ciertas patologías conocidas como dislipidemias. 

La nutrólogo pediatra, Kerry Castro, explica que la dislipidemia se refiere al aumento de la concentración de los lípidos y lipoproteínas en sangre por encima de los valores normales, pudiendo desencadenar una serie de enfermedades en niños y adolescentes. 

Los principales lípidos son el colesterol, los triglicéridos y otras lipoproteínas conocidas como HDL (lipoproteínas de alta densidad conocidas como colesterol bueno) y LDL (lipoproteínas de baja densidad conocidas como colesterol malo). La importancia clínica radica en la relación de la dislipidemia con la hipercolesterolemia (colesterol elevado) y el desarrollo de aterosclerosis (acumulación de grasas en las arterias), siendo un proceso que puede iniciar en la infancia con la aparición de estrías lipídicas en la pared arterial. 

Hay dos tipos de dislipidemia -indica Castro- la primaria y la secundaria. La dislipidemia primaria se debe a enfermedades genéticas, de las cuales la más frecuente es la hipercolesterolemia familiar (elevación del colesterol LDL), siendo hereditaria. La dislipidemia secundaria se presenta asociada a ciertas enfermedades o condiciones médicas como obesidad, diabetes, trastornos de la tiroides, enfermedades del riñón, entre otras. 

En caso de dislipidemia

El manejo inicial de dislipidemia en niños y adolescentes  se basa en  una dieta adecuada  y actividad  física, la especialista recomienda:

  • Disminuir la ingesta de grasas saturadas y grasas trans.
  •  
  • Incrementar la ingesta de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.
  • Lácteos descremados (no exceder las raciones de lácteos según la edad).
  • Consumo diario de frutas, vegetales, cereales integrales y granos.
  • Evitar embutidos.
  • Realizar actividad física.

Dislipedemias asociadas a obesidad infantil

En los casos de obesidad infantil, Castro señala que se deben realizar cambios en el estilo de vida, tales como:

  • Llevar una dieta adecuada; con un aporte calórico adecuado de proteínas (15%), grasas (30-35%), carbohidratos (50-55%), que incluya todo los grupos básicos del trompo de los alimentos, distribuidos en 3 comidas principales y dos meriendas.
  • Incorporar alguna actividad física en el niño por lo menos una hora diaria.
  • Reducirle el tiempo que pasa frente al televisor o computadora, pues contribuye al sedentarismo.
  •  
Cómo evitarla

Para evitar que la dislipidemia afecte a tu hijo, la especialista recomienda evitar cocinar con exceso de grasa, seleccionar productos bajos en grasas y eliminar la que sea visible en carnes y piel de las aves. También aconseja consumir meriendas saludables (yogurt descremado, nueces, cereales integrales y frutas). Por otra parte, explica que se pueden elegir alimentos que aporten grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas como el aceite de maíz, oliva, canola, aguacate, nueces, pescado y frutos secos. 

Sin embargo, la especialista aclara que no se deben hacer restricciones por debajo de los requerimientos de grasas en niños menores de dos años, debido a la elevada velocidad de crecimiento y desarrollo en esa etapa.  Los productos lácteos descremados no son recomendables en esa edad, si tiene factores de riesgo es necesario monitorear los niveles de colesterol. 

La prevención de la dislipidemia desde la edad infantil, es una estrategia clave para disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares, lo más importante es crear en los niños buenos hábitos de alimentación desde temprana edad y acudir a las consultas pediátricas para detectar o descartar factores de riesgo, finaliza la nutrólogo pediatra Kerry Castro.

Asesorado por: Dra. Kerry Castro

medicaaldia

Nutrólogo Pediatra Especialista:
Nutrición, Crecimiento y Desarrollo.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...