¿Ves moscas volantes? Aprende a vivir con ellas


¿Ves moscas volantes? Aprende a vivir con ellas

Si sueles ver pequeñas manchas como especie de hilos que parecen flotar en tu visión, entonces es probable que sufras de miodesopsias o moscas en los ojos. Esta es una condición común en nuestros tiempos, que muchas veces provoca distracción en las personas, mientras realizan actividades importantes.

La especialista en oftalmología, Ixmucane Rivas explica que las miodesopsias son opacidades que se forman en el humor vítreo, y que con el paso de la luz, proyectan su sombra sobre la retina, el ojo humano las observa como manchas o moscas volantes debido a que flotan en el ojo al moverlos en cualquier dirección.

Las miodesopsias del ojo son causadas por cambios degenerativos -señala la especialista- relacionados con la edad que se producen cuando la sustancia gelatinosa (vítreo) dentro de los ojos se vuelve más líquida. Cuando esto sucede, las fibras microscópicas que hay dentro del vítreo tienden a agruparse y pueden arrojar sombras diminutas en la retina, que se pueden ver como moscas flotantes.  Como segunda causa se  argumenta que los miopes, por disponer de un ojo más alargado, tienden a acelerar el proceso de desprendimiento vítreo.

La diabetes y las cirugías de cataratas también se cuentan como causa de su aparición y en mucha menor proporción pudieran ser consecuencia de una enfermedad ocular grave, como la uveítis posterior, hemorragia vítrea,  o desprendimiento de retina, agrega Rivas.

 

Diagnóstico y tratamiento

 

Las miodesopsias se diagnostican básicamente con el interrogatorio que se le hace al paciente, en su mayoría la persona acude al médico con la correcta descripción del síntoma: “Veo moscas a mi alrededor, o telarañas” y al realizar el fondo del ojo en ocasiones se ven los filamentos suspendidos en el vítreo.

 

Rivas afirma que en realidad no existe un tratamiento efectivo contra las miodesopsias,  los pacientes generalmente se adaptan a ellas, amortizándolas en su campo de visión.

Es importante destacar que en caso de diagnosticar miodesopsias por alguna causa grave, estaría  indicado realizar previa evaluación por el oftalmólogo retinólogo,  la vitrectomía. Esta cirugía consiste en la extracción del humor vítreo y su sustitución por una solución salina.

Otra opción sería el uso de la fotodisrrupción por medio del láser. Este método trata las opacidades con descargas láser. En unos casos se busca disgregarlas para hacerlas menos visibles y, en otros desprender sus anclajes, para que se desplacen a la periferia  del campo visual.

Aprender a vivir con miodesopsias

 

Lo más común es que las miodesopsias no ocasionen complicaciones mayores, solo la incomodidad y la dificultad para adaptarse a ellas. Las recomendaciones más básicas es aprender a convivir con ellas tratando de no perseguir las manchas con la mirada ni tratar de enfocarlas, es decir, “no debes hacerles caso”.

Cuando se trabaja con computadoras y aparecen en el monitor, no debes perseguirlas. Aunque resulte difícil, continúa con lo que estás haciendo. Se recomienda consultar al oftalmólogo si repentinamente aparecen muchos cuerpos flotantes, se perciben centelleos de luz o si hay disminución de la agudeza visual repentina, finaliza la especialista en oftalmología Ixmucane Rivas.

Si sueles ver pequeñas manchas como especie de hilos que parecen flotar en tu visión, entonces es probable que sufras de miodesopsias o moscas en los ojos. Esta es una condición común en nuestros tiempos, que muchas veces provoca distracción en las personas, mientras realizan actividades importantes.

La especialista en oftalmología, Ixmucane Rivas explica que las miodesopsias son opacidades que se forman en el humor vítreo, y que con el paso de la luz, proyectan su sombra sobre la retina, el ojo humano las observa como manchas o moscas volantes debido a que flotan en el ojo al moverlos en cualquier dirección.

Las miodesopsias del ojo son causadas por cambios degenerativos -señala la especialista- relacionados con la edad que se producen cuando la sustancia gelatinosa (vítreo) dentro de los ojos se vuelve más líquida. Cuando esto sucede, las fibras microscópicas que hay dentro del vítreo tienden a agruparse y pueden arrojar sombras diminutas en la retina, que se pueden ver como moscas flotantes.  Como segunda causa se  argumenta que los miopes, por disponer de un ojo más alargado, tienden a acelerar el proceso de desprendimiento vítreo.

La diabetes y las cirugías de cataratas también se cuentan como causa de su aparición y en mucha menor proporción pudieran ser consecuencia de una enfermedad ocular grave, como la uveítis posterior, hemorragia vítrea,  o desprendimiento de retina, agrega Rivas.

 

Diagnóstico y tratamiento

 

Las miodesopsias se diagnostican básicamente con el interrogatorio que se le hace al paciente, en su mayoría la persona acude al médico con la correcta descripción del síntoma: “Veo moscas a mi alrededor, o telarañas” y al realizar el fondo del ojo en ocasiones se ven los filamentos suspendidos en el vítreo.

 

Rivas afirma que en realidad no existe un tratamiento efectivo contra las miodesopsias,  los pacientes generalmente se adaptan a ellas, amortizándolas en su campo de visión.

Es importante destacar que en caso de diagnosticar miodesopsias por alguna causa grave, estaría  indicado realizar previa evaluación por el oftalmólogo retinólogo,  la vitrectomía. Esta cirugía consiste en la extracción del humor vítreo y su sustitución por una solución salina.

Otra opción sería el uso de la fotodisrrupción por medio del láser. Este método trata las opacidades con descargas láser. En unos casos se busca disgregarlas para hacerlas menos visibles y, en otros desprender sus anclajes, para que se desplacen a la periferia  del campo visual.

Aprender a vivir con miodesopsias

 

Lo más común es que las miodesopsias no ocasionen complicaciones mayores, solo la incomodidad y la dificultad para adaptarse a ellas. Las recomendaciones más básicas es aprender a convivir con ellas tratando de no perseguir las manchas con la mirada ni tratar de enfocarlas, es decir, “no debes hacerles caso”.

Cuando se trabaja con computadoras y aparecen en el monitor, no debes perseguirlas. Aunque resulte difícil, continúa con lo que estás haciendo. Se recomienda consultar al oftalmólogo si repentinamente aparecen muchos cuerpos flotantes, se perciben centelleos de luz o si hay disminución de la agudeza visual repentina, finaliza la especialista en oftalmología Ixmucane Rivas.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor

Share7 técnicas para aprender a manejar nuestro umbral del dolor La ...

»

Encuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer cáncer

ShareEncuentran maneras sencillas de reducir el riesgo de contraer ...

»

En qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas (además del cerebro) y para qué sirven

ShareEn qué otros lugares de nuestro cuerpo tenemos neuronas ...

»

Los rayos del sol pueden costarte la visión

ShareLos rayos del sol pueden costarte la visión La mayoría de las ...

»

Tumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico

ShareTumores de hipófisis Lesiones de buen pronóstico La hipófisis ...

»

Mieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas

ShareMieloma múltiple: Un tumor complejo de frecuentes recaídas El ...

»

Aclara tus dudas sobre la malla supralingual

ShareAclara tus dudas sobre la malla supralingual Bien sea por salud ...

»

¿Cálculos renales?

Share¿Cálculos renales? Dicen que la mejor operación es la que se ...

»

Una calculadora online anticipa las probabilidades de tener un bebé por fertilización in vitro

ShareUna calculadora online anticipa las probabilidades de tener un ...